PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Como cada 11 de agosto se celebra hoy el Día Nacional de las Zonas Francas, un festejo que merece destacarse por el papel que desempeña ese sector en el concierto de las actividades productivas del país.

Se trata de un segmento productivo que se ha convertido en uno de los principales motores de la recuperación económica y de la generación de empleos, pero que también genera un significativo aporte al comercio exterior del país.

Las zonas francas han contribuido con el 77.1 % del crecimiento de las exportaciones en los primeros cinco meses de 2022, han alcanzado una cifra superior a los US$1,848.3 millones, un valor que representa más del 60% del total de las exportaciones de la República Dominicana.

Las zonas francas están presentes en 25 de las 32 provincias, en las que operan con más de 77 parques industriales que suman 700 empresas y más de 172,000 puestos de trabajo.

Producen una enorme variedad de artículos terminados que abarcan a diferentes subsectores, entre los que se puede citar el tabaco y sus derivados, dispositivos médicos y productos farmacéuticos, así como diversos elementos electrónicos.

Cabe reconocer que ese crecimiento, así como la diversidad de artículos que producen las zonas francas de nuestro país, tiene que ver con la estabilidad jurídica, con el respeto de las condiciones para que ese sector pueda hacer negocios y, en gran medida, se debe también a la alianza público-privada, que ha sido uno de los pilares de esta gestión de Gobierno.

Reconocer esta realidad es prestar atención a un trabajo sin estridencias, casi siempre silencioso y vacío de grandes campañas de propaganda, que genera trabajo para miles de dominicanos, que suma divisas a través de las exportaciones y que pone a nuestro país en el mapa de los sectores productivos regionales e internacionales.

Estamos ante un sector que ha sabido aprovechar al máximo las realidades actuales de los mercados internacionales y que, en esencia, representa mucho más que un conjunto de espacios de trabajo y producción, se trata en realidad de zonas de orgullo, de crecimiento, de oportunidades para todos los dominicanos.

Posted in Editorial
agency orquidea

Más contenido por Redacción