PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El anuncio que hizo el presidente de la Junta Central Electoral (JCE) Román Jáquez Liranzo de la propuesta de modificación de ley 15-19 de Régimen Electoral y la 33-18 de Partidos, Movimientos y Agrupaciones Políticas, es un paso positivo de cara a la real adecuación de estos textos normativos.

La modificación que impactará 13 aspectos principales para garantizar que “los principios constitucionales no suenen a silencio muerto, sino que permita una legislación electoral actualizada, moderna, integral e incluyente”, plantea adecuaciones interesantes para la mujer y su participación en política, como por ejemplo, la variación de la cuota de proporción de género, por el principio de paridad de género.

Establecer estos puntos en las modificaciones será un paso de avance en cuanto a que hemos visto a través de los años que en la práctica, ha sido una lucha constante que los partidos políticos respeten la cuota establecida hasta este momento para la participación de la mujer en estos procesos.

En las pasadas elecciones la JCE dejó claro su posición de no admitir los listados de candidaturas que no respetaran la cuota de género correspondiente a no menos del 40 por ciento ni más del 60 por ciento de hombres y mujeres.

En muchos países de América Latina, la paridad de género es una realidad hoy día, en Colombia por ejemplo, fue aprobada en 2020, pese a que el sistema político colombiano exigía que la equidad de género en las listas fuera del 30%.

Históricamente la representación de las mujeres en política ha sido muy baja en América Latina, según lo confirmó el “Obervatorio de Reformas políticas en América Latina 2020”.
En el país, el estudio realizado por el Observatorio Político Dominicano (OPD) en 2019, aseguraba que la participación de la mujer en los últimos cuatro procesos electorales ha superado el 50 % de los votos registrados.

Hablar hoy día de paridad política, es más que un acto de justicia, por cuanto la mujer se ha ganado un espacio en el quehacer político a pulso, venciendo cada obstáculo con gallardía y decisión y aportando desde los escenarios que le ha tocado asumir. Es hora de que la mujer pueda competir en igualdad de condiciones, por las capacidades que representa, más que por ser mujeres.

Posted in En voz alta
agency orquidea

Más contenido por Emelyn Baldera