Algo es algo

Por lo que implica para la vialidad y la seguridad pública, es inimaginable encontrarse en cualquier ciudad del resto del mundo un furgón o cualquier otro tipo de transporte pesado circulando a toda hora por las calles, pues sólo se permiten los cargueros medianos (por eso en carreteras y puertos funcionan estaciones de transferencia de carga)… Créanme que desde muchos años atrás, cuando me topé de frente con un furgón en la calle Santiago, les he dicho esto a los gobernantes de este “Nueva York chiquito”, y hasta ahora no se había actuado, aunque lamentablemente sólo limitándoles el horario de circulación. (¡Pero algo es algo!).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.