PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Cuando alguien ingresa a las Fuerzas Armadas lo primero que asume es que debe cumplir órdenes superiores sin hacer preguntas. Por tanto, la falta más grave que puede cometer cualquier soldado es no cumplir una orden, cual sea y por la causa que sea, lo que nunca será de su incumbencia… Por cierto, lo más triste es que aunque un amplio clamor público condene al exgeneral, historiador y escultor Ramiro Matos González, asumido por la Academia Dominicana de la Historia, la Justicia civil nunca podrá castigarlo por haber matado a numerosos prisioneros, sino a quienes se lo ordenaron. (Pero lamentablemente esos malditos ya murieron).

Posted in Fogaraté
agency orquidea

Más contenido por Ramón Colombo