La palabra “yanalán”

“¡Muchacho, pórtate bien. No seas tan yanalán!”… “¿Cómo se puede ser tan yanalán en la vida?”…”Al que me diga yanalán ya sabe lo que le espera”… “¡Yo no soy ningún yanalán!”… “Si me provocan soy peor que un yanalán”… “Si te haces el yanalán ya sabes lo que te espera”… “Eso le pasa por ser tan yanalán”... (Como van las cosas, creo que en el futuro estas serán expresiones de uso común, cuando de calificar alguna conducta errónea se trate. Pero nadie sabrá ni se imaginará siquiera, de dónde procedió ni cómo se originó. Y hasta es posible que la palabra, asumida por la Real Academia, sea incorporada al diccionario).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.