“Mano de Piedra” Guzmán

A propósito de lo que vemos, presentimos y sospechamos, Colombina Lovatón me hace recordar que cuando en 1978 Antonio Guzmán ocupó el Palacio Nacional inmediatamente inició la limpieza de las Fuerzas Armadas destituyendo, para empezar, a los generalotes come-hombre que rodearon a Balaguer durante aquellos 12 larguísimos años de abusos: Pérez y Pérez, Milo Jiménez, Nivar Seijas y Marcos Jorge… Por algo le llamaban “Mano de Piedra” Guzmán, pues –como, por cierto, recordará Luis Abinader- a los potenciales conspiradores don Antonio les pegó más duro que aquel famoso boxeador panameño… (Sobra todo comentario).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.