Muy merecido homenaje

Afana con el país y sus mejores sueños desde los ya lejanos días en que trabajó con su tío, Juan Bosch Gaviño, en el Palacio Nacional. Afana con las ideas ajenas, cuales sean. Afana por el respeto a la institucionalidad democrática y el patrimonio público y porque las leyes sean rigurosamente aplicadas y cumplidas. Afana apasionadamente todos los días y en todos los espacios del acontecer nacional… En fin, no hay hecho trascedente de esta República en que no se manifieste la voz progresista de Milagros Ortiz Bosch, la ciudadana más notable de nuestra contemporaneidad. (De ahí el merecido homenaje que ayer le rindió el país en el Senado).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.