PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
ESCUCHA ESTA NOTICIA

No basta con disponer ochenta mil hombres y mujeres para meter miedo a los delincuentes agazapados. No basta exhibir artillería ligera de todos los calibres en calles y callejones. No basta hacer advertencias en voz alta a los tígueres de las esquinas. No basta, pues, hacer un impresionante operativo que mañana se olvida. Para contener la delincuencia hay que tener presencia permanente, día, noche y madrugada, en cada espacio y en cada ruta, sumar el liderazgo comunitario a las tareas preventivas y aplicar todos los recursos de inteligencia para detectar a los malos… El resto es fácil: simplemente atraparlos.

Posted in Fogaraté
agency orquidea

Más contenido por Ramón Colombo