Nuestra peor pérdida

Compartir

La articulación del pensamiento creativo empezó, bien atrás, con los novelistas, cuentistas y ensayistas del Postumismo. Nacería después la Generación del 48, con asomos del pensamiento liberador contra la tiranía. Más adelante irrumpe La Máscara, una generación intelectual que universalizó nuestras más luminosas esperanzas. Finalmente la breve Generación de los 80-90…y pare de contar, pues el verso emigró hacia el silencio, cesó la prosa imaginera y la palabra alta fue erradicada de las primeras planas… (El resultado es triste: un país sobrecargado de insustancialidad postmoderna, desesperanza, inhumanidad y consumismo).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir