Pecado político

Lo más correcto, cuando contra algún funcionario (sea Lisandro Macarrulla o Juancito Trucupey) un rumor denuncia una presunta corruptela en su pasado, es que ese funcionario tome una licencia, mientras se investiga el caso. De no ser así, aquel hecho personal del pasado se convierte en un baldón general para el presente gobierno. De validarse o no el rumor, el caso quedaría saldado y el resultado redituaría (atención Luis) amplio prestigio al gobierno… (No acuso de nada al Ministro de la Presidencia, pero la inmunidad es un grave pecado político, aún cuando él no haya tenido hechas ni sospechas).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.