Políticos de antaño

Debo reconocer, con algo de pena, que en materia de democracia representativa soy un tipo deplorablemente anticuado, un engendro rezagado de aquellos remotos tiempos gloriorepublicanos entre Lilís y Trujillo en que los candidatos de mostacho y polainas, de leontina y sombrero de ala ancha, hacían así: 1.-Definían un problema cualquiera; 2.-deslindaban las culpas y, 3.-prometían cosas más o menos concretas que iban más allá de las ridículas frasesitas publicitólogas y/o mercadolarias de hoy... (No importa que, llegados al poder, aquéllos políticos, como éstos, no cumplieran sus promesas. Pero por lo menos lo jodían a nuestros abuelos con más elegancia).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.