Que no acepte chantajes

Es tiempo de que el Gran Santo Domingo, la urbe más grande del Caribe y Centroamérica, con 4.5 millones de habitantes (casi la mitad de la población nacional), asentados sobre 1,300 kilómetros cuadrados, tenga un sistema de transporte colectivo económico e igualmente moderno que sustituya el indecente anacronismo del “concho”, con sus malolientes e incómodas chatarras rodantes que, con los primeros corredores de modernos autobuses, ha entrado en irreversible extinción… (Abinader puede recibir en el Palacio Nacional a todos los sindicaleros choferiles del país, siempre que haga valer este discurso sin aceptar chantajes).

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.