PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

En una acción extraña, por inusual y con evidente conocimiento que venían cambios en el gobierno que tocarían algunos colaboradores suyos, el expresidente Hipólito Mejía emitió un comunicado y toca dos temas, la elección de los directivos de las cámaras legislativas, y el cambio de funcionarios en el tren gubernamental.

En el comunicado de siete párrafos, si se le aplica la frase: “los últimos serán los primeros”, sale a relucir que lo importante de la nota de Mejía está en los últimos dos capítulo. Se sabe que Pacheco no tiene problemas para reelegirse como presidente de la Cámara de Diputados y que lo de Eduardo Estrella es un asunto del presidente Luis Abinader, que en su etapa de gobernante no tiene interlocutores con el senador de Santiago, que se ha convertido en una de sus personas favoritas, aunque con el problema de que sus pares del Senado prefieren a cualquiera que no sea él, y ahí radica el problema.

El párrafo seis del comunicado del expresidente señala: “Lo más importante es resaltar que el gobierno presidido por el compañero Luis Abinader marcha muy bien, así lo demuestran todas las encuestas creíbles publicadas recientemente”. Es decir que Mejía no está de acuerdo con cambios, porque si el gobierno “va muy bien” no hay por qué cambiar a nadie y menos si las encuestas lo ratifican.

Cuando ese comunicado salió ya se conocía que César Cedeño, el principal operador político de Hipólito sería removido del CEA, y aunque Rafael Burgos, también es un cuadro de Mejía, no es lo mismo ni es igual que Cedeño.

En el último párrafo, el 7, Mejía lanza una advertencia Abinader. “Tengo la seguridad de que, cuando sea necesario hacer cambios (entiende que era necesario ahora), el presidente Abinader utilizará su condición de estadista para tomar las decisiones más convenientes en pro de seguir trabajando, mantener la estabilidad económica, social y política que vive el país”. Ese mismo día, más temprano, había dicho que no se cambia de caballo a mitad del camino. Al guapo de Gurabo le preocupa el impacto que tendrán en sus cuadros, los cambios de funcionarios en el gobierno. El mensaje tiene destinatario, Abinader.

Posted in La PizarraEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Yanessi Espinal