La semana pasada nos trajo dos noticias de gran relevancia en el ámbito financiero dominicano. Por un lado, se informó que el Banco Popular es líder en el financiamiento del sector industrial, según datos presentados por la Superintendencia de Bancos en su informe “Banca e Industria Nacional 2024”.

Por el otro, se supo de la entrada en vigor de la nueva Ley Orgánica del Banco de Reservas de República Dominicana; la 13-24.

Gracias a esta legislación se adecúa la denominación a Banco Múltiple a esta entidad financiera estatal.
Son dos noticias que resaltan el dinamismo, la importancia y la fortaleza de dos colosos de la banca múltiple nacional. Llegan en buen momento.

El liderazgo del Popular en el financiamiento de la industria es una señal clara de su compromiso con el crecimiento de las empresas locales. La institución no solo proporciona capital para impulsar la innovación y la expansión en diversos ramos, sino que también desempeña un papel de alta relevancia en el fortalecimiento de la economía.

En el caso de la nueva Ley del Banreservas, refleja la capacidad de adaptación de esta institución a un entorno financiero en constante evolución. Los cambios introducidos le permiten operar de manera más eficiente y competitiva. ¡Genial! Ya era hora.

Según datos presentados por la Superintendencia de Bancos, el Popular se ha destacado con un 36.5% de la cartera total en el financiamiento del sector industrial. Este posicionamiento no solo refleja la confianza de la entidad en el potencial existente en suelo dominicano para producir y para hacerlo con calidad y buen sello, sino que también subraya el compromiso y responsabilidad con el impulso y la generación de empleos.

Además del respaldo financiero, el Popular ha implementado programas y servicios especializados para atender necesidades específicas de las empresas. Desde líneas de crédito adaptadas hasta asesoría técnica y capacitación, el banco de las ideas y del turismo (como también se le denomina) ha demostrado que está muy atento al éxito y a la sostenibilidad de sus clientes empresariales.

No cabe duda de que la entrada en vigor de la nueva Ley Orgánica del Banco de Reservas representa un hecho trascendental en su evolución institucional. Esta legislación, promulgada por el presidente Luis Abinader, trae reformas destinadas a fortalecer la capacidad operativa y competitiva de la institución crediticia en un entorno financiero cada vez más dinámico y exigente.

Vistas de forma individual ambas notas (la del Popular y la del Reservas), cada una tiene su peso específico. Que lleguen más datos así, más noticias positivas.

Posted in Ojo con eso

Más de opiniones

Las Más leídas