Santos Aquino Rubio
El autor es periodista y abogado.

Una Semana Santa especial

La Semana Santa es un feriado caracterizado por la variedad de actividades, marcadamente religiosas y festivas, pero que su objetivo principal es el destinar tiempo a la reflexión, a la compenetración de la familia y a la puesta en práctica de la vocación cristina.

En esta ocasión, el feriado presenta una característica muy especial por el peligro que encierra la concurrencia masiva a lugares públicos como playas, balnearios, centros de diversión y encuentros sociales familiares y particulares, debido a la pandemia generada por el covid-19.

Por esta razón, la Semana Mayor requiere de especial atención, debido a la necesidad de mantener el rigor de las medidas de precaución dispuestas por las autoridades, para evitar nuevos contagios con el virus y con ello, un posible rebrote o extensión de la pandemia, que ya no deja dudas de mortal incidencia en los humanos.

Ahora, debemos centrar la atención en las precauciones aconsejadas, procurar cercanía con la familia en la distancia prudente, seguir las medidas de higiene y evitar los espacios concurridos, para que, al despertar, la pesadilla no se convierta en realidad y tengamos que lamentar amargamente el fruto de cualquier descuido con este terrible virus.

Debemos pensar que el país nos necesita y, que, si continuamos reflejando algún tipo de imprudencia, podemos afectar a la familia, a los amigos, vecinos y personas inocentes que, a lo mejor hacen mucho para evitar el contagio y no pasar por los tristes episodios que se registran, cuando usted o uno de los suyos se contagia y debe ser sometido a ese difícil tratamiento.

Hagamos un esfuerzo en esta Semana Santa, hay más tiempo quien lo vive, como dice el refranero. Podemos esperar un poco más, porque “nada dura para siempre”, “ni hay mal que dure cien años”. Reflexionemos profundamente porque, de ti y de mi depende, que podamos volver a la normalidad.

Por favor, no permitamos que esta Semana Mayor nos lleve a momentos de dolor y de lamentaciones que usted y yo podemos evitar. Que Dios nos guíe.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.