Dad la cara

Hoy día ser íntegros, rendir cuentas y dar sin ser vistos es todo un desafío... Habitamos un mundo donde una cosa es la apariencia, otra las intenciones. Unos ven como transparencia que la generosidad sea pública, otros prefieren que la mano derecha no sepa lo que hace la izquierda; sin embargo, en una sociedad globalizada pero con culturas a la medida y estándares esculpidos al antojo, la moneda que corre sigue teniendo dos caras, entonces, para ser justos y pagar las facturas, cuidándonos de la vanagloria o la hipocresía, debemos dar la cara, o sea, rendir cuentas pero sin olvidar las escrituras, tal cual dijo Jesús: “dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios. ¡Por tanto, dad la espalda al selfie!

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.