¡En la mira!

La mirada de Dios traspasa el mundo y vigila cada corazón, para bendecir a aquellos cuyas almas le han anhelado con pasión! Cuyas pupilas brillan de esperanza y su luz es como una oración!
Puede que tu estilo de vida, tus amplias ocupaciones, tus íntimas convicciones producto de tu cosmovisión, no permitan que veas, ni siquiera imagines, que desde los cielos el gran soberano, omnisciente Dios y Padre nuestro, te mira, busca oro en ti, examina tus anhelos, lee tus suspiros, descodifica tus lágrimas y las guarda en su copa. ¡Te ama!

Hoy toma en cuenta que has estado en la mira de Dios, su corazón y sus planes, que su amor se traduce en hechos y su verdad en realidad.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.