Está decidido

Podrás redefinir metas, conceptos, pero nunca tu propósito, pues quien hizo el libro de tu vida lo asignó como una pieza clave de su “master plan”, y no porque encaje en los conceptos de alguien significa que perteneces allí, es Dios quien dispone de nosotros para ello en tiempo, espacio y profundidad. ¡Todo tiene un por qué, un para qué y un para que no! Es hora de entender que no estás en el lugar que prefieres, sino donde eres necesario, por eso todo tiene su hora y no debes insistir en insertar actitudes, conceptos y personas donde no caben. El Apóstol Pablo dijo “¿quién entendió la mente del Señor? ¿Y quién lo instruirá? Cuidado con redefinir lo que Dios ha definido, revisa tu identidad y purifica tus sentidos.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.