¡Libres!

Compartir

La tolerancia tiene límites, que nuestra postura cuente ante determinado grupo social, cuesta, es ahí donde veo la sabiduría que emerge del amor jugar un papel estelar. Somos tan diferentes como cambiantes, mientras respiremos estaremos aprendiendo, pues cada día es una experiencia, cada hombre una identidad y cada identidad un código de valores fusionados en un criterio, gobernando una mente, dirigiendo un destino y reflejando sus creencias e intereses. Jesús es nuestra cordura. No porque tengamos pensamientos o preferencias diferentes debemos aborrecernos, pero tampoco por el hecho de amarnos, debemos aceptar como buenos y válidos los errores ajenos. Jesús nos demostró que: El amor nos hace hermanos, la caridad nos hace nobles, la paz nos hace grandes, la fe nos hace fuertes y la verdad nos hace libres.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir