¡Ni un sorbo!

La amargura es ácida sombra que vive en el despeñadero del alma y vacaciona en el abismo de la depresión. Como fantasma, espanta toda forma de felicidad. Se viste de inteligencia, se adorna de sarcasmo y su elegancia es pura arrogancia. Es cruel, celosa, hipócrita, tirana y usa labial negro. Su matriz engendra odio y venganza. Sus dardos deben ser esquivados, no se gana un enfrentamiento con ella. Es el pecado más contagioso, y quiere enfermarte de por vida; nunca está quieta, busca contiendas, te da derechos, razones y cómplices para que no la dejes, pero nunca te dará paz. Te ofrece el paraíso, pero te lleva al infierno, su mordida es letal. Rechaza su copa, es un sorbo que nada lo endulza, si la tomaste, escúpelo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.