Plan de acción

Dado que todos alguna vez tendremos una gran oportunidad en esta vida de protagonizar desde la esencia, y nunca se sabe cuál es la experiencia y la audacia nos aconsejan a estar bien listos y bien puestos. Corremos el riesgo de ir cuesta abajo con el desencanto y dejar marchitar aquello que justamente añade brillo a nuestros dones y talentos. Cuidado con malinterpretar la espera y dejar que el moho opaque la plata. Cuidado con adelantarte y desvanecer la gloría divina en el espejo de tu humanidad. El desaliento es el capo que acaba con el talento. La falta de disciplina y dedicación destruyen el más poderoso don. Mientras esperas, te superas, entrena y elévate. La mediocridad gana cuando tu trabajo no está a la altura de tu talento.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.