El presidente Luis Abinader tiene el reto de crear un escenario favorable para su repostulación en un contexto de incertidumbre económica y cambios políticos, así como poner en marcha una estrategia que le permita sumar aliados y evitar un acuerdo opositor.

El 17 de agosto de este año es la fecha límite para los partidos políticos entregar a la Junta Central Electoral la lista de los precandidatos que irán a primarias para las candidaturas de elección popular para los comicios de 2024.

El Partido Revolucionario Moderno (PRM) informó que la candidatura presidencial será escogida mediante primarias cerradas por lo que máximo en esa fecha el presidente Luis Abinader tendrá que oficializar sus aspiraciones para la repostulación presidencial.

Sin impedimento constitucional ni competencia que represente una amenaza para ganar la candidatura de su partido, la presentación oficial de la precandidatura del presidente Abinader solo tiene que definir el momento y la forma en que se anunciará.

Más allá del contexto interno y legal, el gran reto de la repostulación del presidente de la República para un nuevo mandato, es la incertidumbre económica y política que caracteriza la etapa post pandemia en el país y el mundo.

En el plano económico, la inflación con ingredientes como la volatilidad del precio del petróleo, la guerra en Ucrania y la quiebra de tres bancos en Estados Unidos que generó nerviosismo en el sistema financiera global, han provocado que las proyecciones del crecimiento de la economía del país se observe con reserva.

El Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo informó el pasado mes, que la economía crecerá a un 4,25 % al cierre de este año, es decir, un 0,25 % menos que lo estimado en noviembre pasado.
En tanto, sobre la evolución de la inflación, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) informa que la variación mensual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue de 0.21% en marzo pasado.
Con este resultado, según el órgano, la inflación interanual se ubicó en 5.90% al cierre del mes de marzo. “Esta tasa corresponde a la más baja verificada en los últimos 27 meses, es decir desde diciembre de 2020”, sostuvo.

Según las proyecciones del Banco Central, la inflación, que es uno de los problemas económicos que más afecta a la gestión de Abinader, a mediados de este año se colocará en más o menos 4% que es la meta del año.

De lograrse esa meta, el control de la inflación pasará de rojo a verde justo en el tiempo en que el presidente Abinder tendrá que oficializar su precandidatura. Según la ley de Partidos 33/18, la precampaña electoral arranca el primer domingo de julio, mientras que la fecha límite para el registro de los precandidatos es el 17 de agosto.

Habría que ver si la política monetaria que ha aplicado el gobierno para presionar la baja en la inflación no frena el crecimiento económico hasta tal punto que la falta de circulante entonces provoque un efecto políticamente adverso.

El panorama económico internacional tiene que estar en observación pero la bajada del precio del petróleo es favorable pues el gobierno no tiene que seguir destinando cuantiosos recursos para subsidiar los combustibles.

Desde el punto de vista político, el PRM necesita concretizar acuerdos con potenciales partidos aliados y resolver los disgustos internos que persisten a lo interno de la organización.

Recomposición de los partidos y efecto político

El proceso electoral de 2024 está influenciado por la recomposición de los partidos políticos que arrancó en 2020. Habría que observar si finalmente la Fuerza del Pueblo, el partido más joven del sistema, desplaza al PLD y polariza con el PRM. Igualmente, habría que ver cuál será el principal tema de debate político con efecto electoral.

Desde la oposición, Leonel Fernández, ha asumido el tema económico por los altos precios combinado con críticas por supuestas faltas de obra del gobierno de Abinader. Abel Martínez y el PLD, se han concentrado más en martillar al gobierno por el deterioro de los servicios como el 9-1-1.

Desde el gobierno han respondido a las críticas de Fernández sobre la economía con un relato optimista sobre la situación del país. Pero el tema estrella del gobierno, que en la última etapa ha sido manejado por figuras “independientes” es la lucha contra la corrupción y la impunidad.

El presidente Abinader no lo citó en su discurso del 27 de febrero y el último caso de corrupción, Calamar, involucra los tres ministros más influyentes del gobierno de Danilo Medina. El gobierno y el PRM aparentemente se salieron del tema, que ahora asumen figuras de los medios y la sociedad civil que lo levantaron antes.

Posted in Panorama

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas