8 puntos son la clave para darle vida y espacio al ahorro

Empresas que hoy son grandes, iniciaron posiblemente con el dinero de la alcancía de una persona que tuvo la visión de crecer y se enfocó bien en ello.
En la vida siempre es importante reservar una parte del ingreso

Ahorrar dinero no siempre es una tarea fácil. A menudo representa un sacrificio, especialmente si no hay “plata” de sobra. Es una cuestión de disciplina y en ocasiones implica “cortar de aquí para extender, guardar allí” y limitarse en determinados gustos y placeres.

La realidad es distinta en cada persona, en cada familia y hogar y en cada trabajador. Lo que muchas veces representa un problema para unos, no significa nada para otros. Por tanto, no existe una regla estándar que puedan seguir todos los individuos a la vez. No funciona así.

Sin embargo, hay una serie de consejos que podrían ayudar a quienes tienen planes, muchas veces a largo plazo, para ir colocándolos en el terreno de lo realizable. Aquí algunos de ellos, sin un orden de importancia o cronología.

1-Defina objetivos de ahorro
Para qué se está ahorrando, será siempre importante tenerlo claro. Es una de las mejores maneras de ahorrar dinero. No siempre se está motivado a hacerlo y cuando falta esa motivación, entonces hay que fijar objetivos con una línea o espacio de tiempo para facilitar el ahorro.

Por ejemplo, si se quiere comprar una silla que cuesta RD$2,000, debería tenerse claro que podría comprarla en cinco meses, si sus ingresos apenas le permiten guardar 400 pesos por mes para eso. Para llegar a esa conclusión usted debe conocer cuáles gastos fijos tiene.

2-Limite algunos placeres
Indicábamos que cuando se quiere guardar o ahorrar, muchas veces hay que limitarse en los consumos, especialmente los no programados que suelen distraer parte importante del presupuesto. Posiblemente no le resultará fácil dejar de consumir sus acostumbrados tragos de cada viernes cuando sale del trabajo, o dejar de viajar cada sábado, durante un tiempo, a la provincia que le fascina. Es hora de evitar hacerlo, si quiere cumplir con la meta que persigue.

3- Baje el consumo eléctrico
Es posible que usted sea de esas personas a las que no les importa mantener encendidas las bombillas de la casa todo el día y todos los aparatos que consumen electricidad conectados. A lo mejor se le olvida desenchufar. Priorice en el uso. Es probable que alguna noche el calor esté ausente y no requiera de su “aire acondicionado”. Tómelo en cuenta.

4- Reduzca o elimine deudas
Si en su cabeza está la palabra guardar o ahorro; si está tratando de ahorrar dinero a través de un presupuesto, pero aún arrastra una deuda grande, comience “dándole el frente” a la deuda. Y si todavía no se convence, acuda a la aritmética, que no falla. Calcule el gasto que tiene cada mes en la “manutención” de la deuda (los intereses, las moras, etcétera) y se dará cuenta de que posiblemente el mejor remedio es eliminarla. Salir de ella de cuajo.

5- Lleve al trabajo comida de casa
Si tiene la meta de ahorrar, para eso primero necesitará producir y hacer rendir, pero para producir necesita comer y estar en salud. No puede perder ninguna de las dos. Su almuerzo no tiene necesariamente que ser de un restaurante. Usted puede dejar de comprar almuerzo por un tiempo y llevarse al trabajo la comida que le han preparado en la casa. Recuerde que el ahorro solo podrá lograrse cuando usted junte un poco de lo que cortó de un lado y lo que se evitó gastar del otro. Y muchas veces cuando se almuerza fuera, a ese almuerzo se le adicionan otros gastos. Evítelos.

6- Vacacione a nivel local
Viajar y conocer otras naciones y culturas siempre es positivo y permite conservar experiencias para la vida. Pero posiblemente usted se ha perdido de conocer muchos encantos y atractivos que existen localmente, en su tierra. Eso podría salirle más barato. Para ello no tendrá que comprar boletos aéreos ni incurrir en todos los gastos que acarrea viajar, incluido la reserva de hoteles. No será un pecado mortal si usted evita viajar por un tiempo. Después de todo, usted tiene una meta esperándole.

7. Ponga el dinero a caminar
Si la meta que persigue aguanta, si es a largo plazo y usted tiene ya parte del dinero que destinará para ella, procure hacer rendir ese dinero. Para ello la mejor manera sería ponerlo a producir, a que ese dinero se multiplique. De esa forma, el tiempo de obtención de aquello que se propuso podría reducirse y usted concretar más rápidamente sus planes.

8- Tenga el foco encendido
Así como el ingeniero revisa el avance en la construcción que realiza, el ahorrante debe revisar el progreso de lo que se ha fijado, de sus planes. Eso ayudará a mantenerse apegado al plan original y a que pueda corregirse cualquier distorsión que se haya ido produciendo en el camino. Eso contribuirá a que se puedan hacer las mejoras que fortalezcan el proyecto para el que se ahorra.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.