Cuatro puntos estancan el debate laboral

Compartir
Durante una reunión del Comité Nacional de Salarios. Foto archivo.

El sector patronal de República Dominicana y el sector sindical están muy de acuerdo en que debe hablarse sobre una reforma al Código Laboral, pero se mantienen distanciados en cuatro puntos del contenido de esa modificación. Los sindicalistas insisten en que los empresarios-empleadores tienen en agenda cuatro puntos que resultan perjudiciales para los empleados porque –desde su óptica- romperían muchas conquistas y derechos adquiridos por años. Y los patronos aseguran que buscan acercar más a la realidad actual un código que ya es definido como viejo y obsoleto.

El Ministerio de Trabajo, vía el Consejo Consultivo del Trabajo, un organismo tripartito en el que están los empresarios, el sector sindical y el Gobierno, ha llamado al diálogo, luego de que éste se rompiera hace un tiempo y se espera que las partes logren algún nivel de acercamiento y conveniencia.

Los puntos de la discordia, según el sector que representa a los trabajadores, son cuatro: La cesantía, el de la maternidad, el primer empleo en los jóvenes y la flexibilización de las tandas de trabajo.

“Hubo cuatro aspectos entre los que vimos en las discusiones pasadas que seguirán siendo sujetos de conversación en las nuevas reuniones que estamos haciendo”, le cuenta Rafael –Pepe- Abreu a elCaribe. Pepe es el presidente de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical (CNUS), institución que a menudo lleva la vocería a nombre de los trabajadores en debates como el actual.

“Nosotros hemos dicho que hay una disposición de las centrales sindicales de hacer la revisión y hemos visto que ellos también se han sentado con muy buen espíritu en el Ministerio de Trabajo”, comenta Fermín Acosta, presidente de la Confederación Patronal Dominicana (Copardom) a requerimiento de este diario.

Acosta asegura que la organización no ha hablado todavía de ningún tema en particular, porque lo que se ha estado haciendo es revisar las cosas que se habían acordado en discusiones anteriores para estar seguros de que se está en el punto en que quedaron las discusiones y luego seguir con los temas pendientes de consenso. Las discusiones y análisis a los que se refiere Acosta se dieron entre los años 2013 y 2015, según recuerda Pepe Abreu. Asegura que los empresarios pretenden traspasarla a un fondo de desempleo, pero sin decir de dónde viene ese fondo y quien lo pagará. Dijo que como representante de los trabajadores el CNUS no puede aceptar una aventura, porque no se puede jugar con la persona y con sus derechos.

“Respecto al tema de la maternidad, los empresarios querían que en el caso de la mujer embarazada, ésta pudiese negociar con su empresario o contratante, directamente, en caso de un embarazo que motivara a ser desahuciada de la empresa. Nosotros, como el código actual establece algún tipo de procedimiento sobre eso, decidimos que no, que había que mantener ese procedimiento”, dice Rafael -Pepe- Abreu.

Y agrega: “Otro aspecto que motivó que nos resistiéramos, tiene que ver con los contratos de jóvenes de primer empleo, porque los empresarios querían que nosotros liberáramos de responsabilidad de las empresas durante el primero año de la contratación. Algo así como que el tiempo de prueba en vez de tres meses sea de un año y que a partir de eso te puedan despedir sin prestaciones”.

Según el presidente del CNUS eso atenta contra el futuro de la juventud. “Cuando usted es muy joven no se da cuenta del peso que tiene un año. Cuando el tiempo pasa sí se da cuenta”, plantea.

La modalidad del 4x4 en las labores dominicanas

Otro tema que trae controversia es el referente a la flexibilización de los horarios. “Los empresarios insisten en imponer el cuatro por cuatro, una modalidad en la que la gente trabaja doce horas de manera extensiva. Eso quiere decir, por ejemplo, que labora cuatro días y descansa tres (…), pero ahí se pierden las horas extras los días feriados y no laborables pagados doble, y se altera la condición familiar. No podíamos ni podemos aceptarlo; es un retroceso”, advierte Abreu. Y agrega: “Aquí se busca no pagar las horas extras.

Las tecnologías, las redes sociales y los empleados

Respecto a los planteamientos de Pepe Abreu, el presidente de la Copardom sostiene lo siguiente: “Nos parece que las declaraciones del señor Abreu no están acorde con la a actitud que él tiene en las mesas de trabajo y además las consideramos que están a destiempo, porque lo que auguramos es que vamos a seguir trabajando sobre lo que puede ser mejor para todas las partes. Fermín Acosta plantea que un código actualizado debe contener aspectos inherentes a las tecnologías en estos tiempos y su relación con el trabajo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir