En la RD el mercado de los combustibles está en pocas manos

Un nuevo elemento que se agrega al tema es el pedido de algunas empresas para que se permita vender gas y gasolina juntos.
Hasta el año 2017 en el territorio nacional había unas 1,294 estaciones de gasolina y gasoil y 1,387 estaciones de GLP

En República Dominicana el mercado de combustibles se ha concentrado históricamente en pocas manos, especialmente a partir del establecimiento del Reglamento 307-01 de la Ley de Hidrocarburos, que ha abierto el camino para que empresas operen de forma vertical, autorizándoles a tener la participación en la parte de importación, de mayoreo, de transporte y de detalle.

En el país, hace poco más de un año, de acuerdo con datos del Ministerio de Industria y Comercio, había 35 distribuidoras mayoristas (de gasolinas, gasoil, fuel oil, avtur, kerosene); tres distribuidoras mayoristas de avtur y gas; 95 distribuidoras mayoristas de gas licuado de petróleo (GLP) y 12 distribuidoras mayoristas de gas natural. Pero cuando se analiza sobre los nombres o capitales que hay detrás de ellos, la cantidad no es muy numerosa, debido a que en definitiva se trata prácticamente de los mismos dueños, en algunos casos, o de personas relacionadas a éstos que se han ido pasando el negocio con los años, de acuerdo con informaciones ofrecidas por empresarios ligados a la actividad. Dos grandes grupos tienen en sus manos la mayor parte del pastel, aunque los nombres de las empresas varíen.

Por ejemplo, bajo la sombrilla de la terminal de San Pedro de Macorís se desprende Distribuidores Inter de Petróleo (DIP), que es una plataforma del grupo que nace en República Dominicana llamado Coastal, que a su vez le dio nacimiento a otra empresa llamada Next.

Coastal Petroleum Dominicana nació en el 1997 de la iniciativa del Grupo Propagas de crear una segunda importadora de hidrocarburos para suplir la demanda nacional. Coastal comenzó sus operaciones bajo el amparo de la entonces recién promulgada Ley 112-00 de hidrocarburos que abría las fronteras para la importación de derivados del petróleo. Al grupo de San Pedro de Macorís hay que sumarle de manera puntual a Tropigás (que es del Grupo Martí, al igual que Sunix y que Petromovil). Con Propagás y Tropigás hay que anotar 61 empresas de gas más, de las 89 que están relacionadas con ellos.

San Pedro de Macorís es la terminal que tiene garantizada la mayor cantidad de clientes que participan en el mercado de GLP, dejando atrás a la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa) como la gran empresa que fue en el pasado. Hace varios años Refidomsa tenía aproximadamente entre el 65 y el 68% del mercado de hidrocarburos en República Dominicana (excluyendo gas natural y carbón). Hoy día la participación es más pequeña, indican datos ofrecidos por entendidos en el tema. El Grupo V Energy, que representaba la marca Total (que era de origen francés), tiene capital de origen local. En el caso de Isla Dominicana de Petróleo, también tiene la participación de un empresario dominicano. La empresa, Gulfstream Petroleum, que representa la marca Texaco, tiene su capital procedente de varios actores, entre los que se encuentra –mayoritariamente- un ciudadano haitiano, de origen libanés. Esa empresa fue la que compró a Chevron y buscó como socio a un empresario procedente de la región del Cibao. En esa asociación también estaba Sunix Petroleum, pero salió. Hay que mencionar a Grupo Sol, que nace y se introduce en la isla de Curazao comprando estaciones de la marca Shell. Luego se asoció con un embajador norteamericano que hubo en República Dominicana hace varios años y con otra persona que controla a Sol. La empresa tiene en Haití unas 25 estaciones, que son las mismas que tenía antes en ese país la Esso, convertida luego en Grupo Sol. La Esso no es ya aquella de capital norteamericano, sino de un grupo de dominicanos que invierte junto con Grupo Sol y pasan a ser parte de esa empresa.

En enero de 2016 la multinacional petrolera Total cerró negocios con la firma Putney Capital Management, gestor afiliado (para entonces) a VICINI, mediante el cual adquirió el 70% de la compañía dominicana V Energy, que operaba 130 estaciones Shell en el país. La petrolera francesa hizo una millonaria inversión en el cambio de imagen y la apertura de más estaciones de combustibles en la que, como primer paso, ofertó un combustible premium (Excellium), que tiene incluido un aditivo de alto rendimiento y dos características de importancia: bajo consumo de combustibles y menos contaminación.

Y en junio de 2017 Isla Dominicana de Petróleo firmó un acuerdo de marca a largo plazo con la empresa Shell Brands International, para convertirse en el representante exclusivo de los combustibles Shell en República Dominicana.

El anuncio fue hecho por accionistas de Isla y ejecutivos de Shell Américas. En esa actividad fue revelada la entrada del Grupo Corripio como accionista. Se dijo que Corripio entraba para aportar a su experiencia en múltiples sectores económicos y buenas prácticas operativas para el crecimiento de la marca. José Luis -Pepín- Corripio Estrada expresó su entusiasmo tanto con la alianza entre las familias Moller y Corripio, así como por la representación de los combustibles Shell en el país.

La conversión de unas 170 estaciones de combustibles Isla a la marca Shell conllevó una inversión de RD$400 millones, informó el pasado año Gilberto Villanueva, director de Ventas y Mercadeo de Isla Dominicana de Petróleo. Señaló que la inversión sería hecha por las familias Moller y Corripio, accionistas de la empresa.

Administración independiente

Petróleos Nacionales (Petronan) es una empresa que nace de la alianza de 60 empresarios del sector, que hoy suman 169, de aquellos actores de administración independientes que han operado bajo el ordenamiento de la Ley 407. Han sido detallistas pero se han unido con una administración central y una estructura diferente a lo que son las estaciones de servicio. De Petronan se segregó un grupo de accionistas que por problemas de pretensiones para ser directivos, al no lograr nunca la cantidad de votos, decidieron crear una compañía nueva llamada EcoPetróleo, con un desprendimiento pero con una filosofía parecida a la de Petronan.

De Petronan también se separó un pequeño empresario que formó una empresa llamada Axxon, que opera el criterio primario de administración independiente. Entre las tres empresas tienen unas 190 estaciones en el país.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.