La agroexportación recupera nivel que tuvo antes del COVID

Iván Hernández Guzmán, Daniel del Rosario, Fernando Durán y Olmedo Caba.

República Dominicana ha mostrado una gran recuperación en materia de agroexportación, y casos como el del banano, por ejemplo, un rubro que en principio de la pandemia confrontó problemas para salir del país, ha ido repuntando.

Esos problemas obedecieron a que –por un lado- había dificultad con el transporte, ya que el país se cerró al mundo por aire, tierra y mar, y por el otro, las naciones receptoras tampoco estaban operando a la capacidad normal. Algunos, incluso, estuvieron en cierre. El banano orgánico tiene gran posicionamiento en el mundo, especialmente en Europa, lugar este que ha normalizado las importaciones de la fruta dominicana.

El administrador general del Banco Agrícola, Fernando Durán, resaltó que la exportación de puros (cigarros), lejos de verse afectada, ha ido elevándose y lo propio está pasando con el cacao orgánico, que tiene liderazgo mundial. Según Durán, desde el Gobierno, en coordinación con el sector privado (con grandes empresas involucradas en el cultivo) se trabaja para mejorar y ampliar la capacidad y presencia a nivel internacional de diversos cultivos, donde naturalmente están el cacao, el aguacate, el banano, mango, el tabaco, piña, vegetales cultivados bajo techo (invernadero-ambiente controlado) y otros. Hay interés en abrir también espacio a rubros no tradicionales con alta demanda en la esfera mundial.

Esas y otras iniciativas se están asumiendo desde el Estado y para alcanzar los objetivos se trabaja de manera conjunta en el Gabinete Agropecuario, integrado por el Ministerio de Agricultura, el Instituto Nacional de Estabilización de Precios (Inespre) que dirige Iván Hernández Guzmán; el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) que dirige Olmedo Caba, y el Instituto Agrario Dominicano (IAD) que dirige José Daniel del Rosario.
Cada una de esas entidades viene a sumar una parte del esfuerzo. El IAD, por ejemplo, lo hace a través de las tierras distribuidas vía la Reforma Agraria y en las cuales se cultiva una amplia variedad de rubros, mientras el INDRHI lo hace por vía de un elemento fundamental para cultivar: el agua.

Los cálculos oficiales que se realizan indican que el país puede todavía quintuplicar las exportaciones de bienes agropecuarios que realiza hoy día. De entrada, se han identificado alrededor de 12 rubros que tienen elevado potencial para “pisar” territorio extrajero, entre ellos el coco. El director de IAD, José Daniel del Rosario, dijo que el Gobierno encontró la reforma agraria hasta cierto punto postrada y ha tenido que retomar el tema con valentía, entusiasmo y muchas horas de trabajo para que ese sector siga caminando. “Lo primero que hemos hecho es un diagnóstico y evaluación de la situación encontrada. Esa evaluación ha sido debidamente coordinada con el Ministerio de Agricultura y las demás instituciones del sector”, indicó.

Desde su punto de vista, el concepto de reforma agraria, vía el IAD, no se ha podido ejecutar, y más bien la institución ha pasado años repartiendo tierras. Del Rosario dijo que trabaja para revertir eso y para que se transite mejor camino.

Inespre y capacidad productiva

Iván Hernández Guzmán, director del Inespre, resaltó que la agricultura se inicia con el financiamiento, “y lo está aportando el Banco Agrícola”, y luego está el agua, recurso sin el cual no se puede producir. “Luego viene Agricultura y el IAD. Y con el acompañamiento de los productores, luego entramos nosotros (Inespre) con la parte de comercialización y con algo que va más allá… porque mucha gente no sabe que una de las columnas de nuestra institución es el Departamento de Normas Técnicas, que va a los campos y donde los productores a certificar que esos productos que vendemos en el pueblo lleguen de manera adecuada. Y no solo van a eso, sino que hacemos cursos y capacitaciones para que esos productores tengan un buen manejo poscosecha. Para que les vaya mejor.”, indicó.

Hernández Guzmán garantizó que continuará el programa Canasta Segura, que se ha movido por distintos lugares de la geografía nacional. “Con esa sombrilla trabajamos en los diferentes sectores. Estamos con las Bogegas Móviles y hemos abierto puntos fijos en la provincia San Juan, en Azua, en Baní (que hace años eso estaba cerrado) como almacén de recepción de cebolla; en San Pedro de Macorís, en El Seibo, en la avenida Venezuela de Santo Domingo, en Santiago, vamos a tener en Dajabón y pronto lo haremos en todo el territorio. La idea es que los productores tengan espacios de comercialización y al consumidor le lleguen a precios justos”, dijo el director del Inespre.

Resaltó que la capacidad productiva del país es envidiable “y lo que necesitamos es darle al hombre y a la mujer del campo seguridad de que sus productos no se les quedarán en el campo, sino que pueden venderlos”. “Los ayudamos a que sea así”, apuntó.

INDRHI ha posibilitado el agua para las siembras

Olmedo Caba, director del INDRHI, planteó que el mejor ejemplo del trabajo de esa institución es la siembra récord que hay en el país, de distintos rubros, elemento que es posible gracias a que se cuenta con agua.

“En estos seis meses que tenemos en la institución y en el gobierno no ha habido nada fuera de lo normal y contrario a eso, ha habido un apoyo total del INDRHI para que la producción nacional no se detenga, sino que se incremente mucho más. Eso comienza con el apoyo del presidente Luis Abinader, que nos ha respaldado para que podamos responder a los usuarios de los servicios del agua”, indicó, cuando participó junto a los demás funcionarios del Gabinete Agropecuario en una entrevista para el periódico elCaribe.

Régimen de sequía, pero aún no hay preocupación

De acuerdo con los datos que maneja el director del INDRHI, hay agua suficiente para irrigar las áreas que están sembradas, incluso para otras que puedan incorporarse a las labores productivas. “Naturalmente, debemos decir que a partir de diciembre ha ido presentándose un régimen de sequía que es rutinario y que se presenta prácticamente cada año en el país. Eso nos obliga a llevar una atención y un trato especial al manejo de las presas y los reservorios”, dijo Olmedo Caba. Y agregó: “Pero creo que lo hemos ido haciendo muy bien por el bien del país”.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.