PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
El cierre del año escolar sigue pautado para el 23 de junio del 2023. félix de la Cruz
El cierre del año escolar sigue pautado para el 23 de junio del 2023. félix de la Cruz

El Ministerio de Educación (Minerd) llamó a 2 millones 627 mil 883 estudiantes a reintegrarse a las aulas para el nuevo año escolar que comienza este miércoles, el cual estaba pautado para el lunes pero fue aplazado como medida preventiva por el paso del huracán Fiona.

 No obstante, la apertura de la docencia no se llevará a cabo en todo el territorio nacional, ya que en las demarcaciones que tengan centros educativos afectados por el fenómeno atmosférico, iniciarán las clases en la medida en que se hagan las reparaciones necesarias para garantizar la seguridad del alumnado y del personal docente y administrativo.

Así lo informó el organismo, que en nota de prensa detalló que las brigadas de la dirección de Edificaciones Escolares y Gestión de Riesgos están trabajando en las zonas impactadas por Fiona, con la finalidad de tener una evaluación real de los daños causados en los planteles y proceder a aplicar los correctivos de lugar de forma inmediata.

Los últimos detalles

Tras la salida del evento natural, los maestros retornaron ayer a los centros educativos para concluir los preparativos con el que recibirán hoy a los estudiantes en el comienzo del periodo lectivo.

En la escuela Matilde Díaz Severino Fe y Alegría, los profesores daban los toques finales en la decoración de las aulas para darle la bienvenida a los alumnos que están en sus casas desde el mes de julio.

Sin embargo, los docentes prevén que no todos los 380 inscritos regresarán a los salones de clases del recinto ubicado en el barrio Los Guandules, ya que la situación vulnerable en la que viven muchos de ellos se pudo agudizar con la entrada de Fiona.

“Probablemente algunos estudiantes se retrasen, en la zona hay casas que no están en muy buenas condiciones y pueden que hayan tenido alguna dificultad”, expresó la coordinadora académica, Carmen María Reyes.

En la misma comunidad está el centro San Rafael, que tiene mayores expectativas en cuanto a la asistencia.

“Estamos listos, deseosos de que lleguen y ellos deseosos de entrar”, indicó la directora Belkis Rosario, al señalar que contrario a años anteriores las recientes  condiciones climáticas no dejaron daños en el lugar, sobre todo por el desalojo que hizo hace unos años la Unidad Ejecutora para la Readecuación de Barrios y Entornos (URBE), para dar paso a los trabajos de construcción del Nuevo Domingo Savio.

Manifestó que el retiro de las familias que residían cerca de la orilla del río Ozama contribuyó a que disminuyeran las problemáticas de vulnerabilidad.

Posted in Educación
agency orquidea

Más contenido por Luis Silva