América Latina empieza a dar luz verde a la vacuna con la inmunidad aún lejos

Compartir

Redacción Internacional.- América Latina sigue lejos de inyectar las primeras vacunas contra la covid-19 pero esta semana Chile, México, Ecuador, Panamá y Costa Rica despejaron el camino al dar luz verde a la vacuna de Pfizer y BioNTech.

Mientras se aceleran las gestiones para conseguir la vacuna, que Estados Unidos y Canadá empezaron a suministrar esta semana, América sigue sumida en una tragedia diaria, con casi 31 millones de positivos por la covid y 786.000 muertos acumulados, informó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las alertas se ciernen sobre Canadá, Panamá, Brasil, Colombia y Belice, con la curva al alza, advirtió la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne. Estados Unidos sigue en una senda descontrolada de infecciones con la funesta marca de haber superado la barrera de los 300.000 muertos.

A nivel mundial, los positivos por covid-19 ascendieron hoy a 71,9 millones, después de que se notificaran casi medio millón de nuevos casos y los fallecidos se mantienen en los 1,6 millones, 8.400 en la pasada jornada.

MÁS CERCA DE LA INMUNIDAD

Chile y Ecuador aprobaron hoy el uso de la vacuna Pfizer, constituyéndose así en los dos únicos de Sudamérica en admitirla para frenar el virus. Se suman, de esta forma, a las decisiones de México, Costa Rica y Panamá que ya han autorizado el plan de vacunación.

Además, los países latinoamericanos siguen cerrando acuerdos con las farmacéuticas, a pesar del competitivo mercado. Diferente es la situación de Estados Unidos que alardeaba este miércoles de sus prominentes existencias, que hasta le permitirían compartir sus "excedentes" con sus "aliados" en el mundo.

"Ahora mismo tenemos 900 millones de dosis de la vacuna contratadas para que nos las entreguen, y tenemos opciones que aumentan eso a un total de 3.000 millones de dosis", dijo hoy el secretario de Salud de EE.UU., Alex Azar, en una rueda de prensa.

"Creemos que, de hecho, tendremos excedentes en nuestro suministro de vacunas, y por eso el presidente (Donald Trump) firmó un decreto comprometiéndose a tomar esos excedentes, de vacunas y de capacidad manufacturera" y usarlas "en beneficio de la comunidad mundial", agregó Azar.

Pero la generosidad de Trump contrasta con el recelo que mostró al firmar otra orden ejecutiva que impide que las vacunas producidas en el país sean utilizadas en el extranjero y que ha causado preocupación en Canadá por la posibilidad de que el medicamento sea retenido en el país vecino.

Canadá ha recibido en las últimas horas alrededor de 30.000 dosis de la vacuna de Pfizer, cuyo uso fue aprobado a mediados de la semana pasada, y espera recibir antes de que termine diciembre un total de 249.000 dosis del suero. Además, continúa sus negociaciones con Moderna para asegurarse más dosis de su vacuna, que espera aprobar la próxima semana.

MULTILATERALISMO, LA ESPERANZA DE AMÉRICA LATINA

Ante las imágenes de las primeras inyecciones en el norte del continente, América Latina acelera los acuerdos con las farmacéuticas y confía en los organismos multilaterales para asegurarse un acceso lo más pronto posible al antídoto.

Uno de esos impulsos lo está dando la OPS, la oficina regional de la OMS, que afirmó este miércoles que dialoga con Moderna y Pfizer para garantizar el acceso universal a la vacuna en el continente americano.

"Ya tenemos dos productores que han firmado acuerdos para ofrecer una cantidad de vacunas para 2021 y tenemos dos productores en proceso de negociación", aseguró el subdirector del organismo, Jarbas Barbosa en la última rueda de prensa del año.

Además, al menos 27 países americanos han firmado acuerdos con COVAX -la plataforma mundial de investigación de vacunas- para adquirir dosis de las farmacéuticas, mientras que otros nueve la recibirán como donación por sus condiciones financieras aunque todavía no se sabe cuándo.

Estos acuerdos representan un logro importante si se tiene en cuenta que casi un cuarto de la población mundial no tendrá acceso a la vacuna al menos hasta 2022, según un estudio publicado esta semana en The BMJ.

EL PELIGRO DE LAS FIESTAS NAVIDEÑAS

El acceso a una vacuna ha cobrado mayor importancia a medida que la enfermedad golpea con más fuerza el continente y con las festividades navideñas pisando los talones de las autoridades, que sopesan imponer nuevas restricciones.

El Colegio Médico del Perú -país con 987.675 casos detectados y 36.817 decesos - anunció que evalúa pedir al Gobierno una nueva cuarentena para intentar evitar un repunte de la epidemia durante las fiestas de fin de año.

Por otra parte, el Gobierno de la República Dominicana endurecerá las restricciones tras un aumento de los casos y Río de Janeiro canceló de forma definitiva su tradicional fiesta de "Reveillon" ante el rebrote de la pandemia.

En Colombia, donde aumenta la presión en las UCIS, el presidente colombiano, Iván Duque, descartó una nueva cuarentena general obligatoria, pero las asociaciones médicas advirtieron de que no siempre se puede apelar al cuidado individual de los ciudadanos.

En Bogotá, que con 411.689 contagios es la región más afectada por la pandemia en Colombia, la Alcaldía ordenó el martes la suspensión hasta el 15 de enero de 2021 de los procedimientos quirúrgicos de mediana o alta complejidad que no sean urgentes, así como los de complejidad intermedia que requieran hospitalización.

Por otra parte, el presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, convocó a todo su gabinete para analizar con sus ministros las medidas que anunciará en las próximas horas con vistas a reducir los casos, que se han disparado en las últimas semanas y que ya avalan la teoría de una "primera ola" en el país. EFE

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir