Castro prioriza la lucha contra el crimen organizado

Tegucigalpa. Xiomara Castro juró ayer como nueva presidenta de Honduras, en un acto donde afirmó que la refundación del país centroamericano comienza por el restablecimiento del respeto al ser humano y se comprometió a combatir el narcotráfico, el crimen organizado, la inviolabilidad de la vida, la seguridad de los ciudadanos y los feminicidios.

Tegucigalpa. La nueva presidenta de Honduras, Xiomara Castro, afirmó que la refundación del país centroamericano comienza por el restablecimiento del respeto al ser humano y se comprometió con “no más narcotráfico, ni crimen organizado”.

“La refundación de Honduras comienza por el restablecimiento al respeto del ser humano, la inviolabilidad de la vida, la seguridad de los ciudadanos, no más escuadrones de la muerte, no más silencio ante los feminicidios, nos más sicariato, no más narcotráfico ni crimen organizado”, subrayó Castro en su primer discurso como mandataria.

Agregó que refundar Honduras es “una misión de patria”, que “no solo llamará a cuentas a aquellos que han sido responsables de que la imagen de nuestro país ande por los suelos, si no que estamos comprometidos con nuestra propuesta del socialismo democrático, a sentar las bases de combate frontal a la corrupción, para que estos hechos que nos han avergonzado jamás vuelvan a repetirse”.

Castro dijo que refundar “es más que un verbo, es una misión imprescindible o irrenunciable con la que debemos estar comprometidas a causa del mandato directo del pueblo”.

Pidió al Parlamento hondureño aprobar la Ley para la Participación Ciudadana para consultar al pueblo sobre reformas o aprobaciones de leyes.

Castro, líder del Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), indicó que en los primeros 100 días de su Gobierno se tomarán “las medidas urgentes” para “refundar Honduras”.

También anunció la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH), con el apoyo de las Naciones Unidas.

La creación de la CICIH es una “tarea de inmediata ejecución”, señaló Castro, quien pidió al ministro de Relaciones Exteriores, Eduardo Enrique Reina, enviar una comunicación a la ONU solicitando su apoyo y asistencia para la instalación de esa comisión.

Igualmente, ordenó derogar las leyes aprobadas en los últimos dos meses, especialmente “aquellas orientadas a saquear las arcas públicas para detener el aparato político clientelar”.

Agregó que el Parlamento hondureño “se democratizará” para garantizar que “los oscuros tiempos de la dictadura legislativa no volverán”.

Dijo, además, que en 2022 se debe garantizar la realización de la “primera, histórica y transparente consulta popular sobre reformas constitucionales”, y señaló que su Administración tendrá una “política exterior ciudadana, centroamericanista, latinoamericana, soberana y solidaria”.

Castro destacó que es la primera mujer mandataria en toda la historia del país centroamericano, un “hecho histórico” que “rompe cadenas y tradiciones”.

“La presidencia de la República nunca ha sido asumida por una mujer en Honduras. Han tenido que pasar 200 años desde que se proclamó nuestra independencia”, dijo Castro entre los vítores de los asistentes a su toma de posesión, en el Estadio Nacional, de Tegucigalpa.

Castro dijo que están “rompiendo cadenas y tradiciones”, ya que es un “hecho histórico” que una mujer asuma la presidencia de Honduras.

Durante su discurso, la mandataria aludió a la alta tasa de pobreza del país centroamericano -alrededor del 70 %-, la corrupción y la falta de transparencia de los gobiernos anteriores.

“Este día histórico informaré a la nación y a nivel internacional sobre las cifras reales, no maquilladas, de lo que estoy recibiendo, sobre la tragedia social y económica que enfrenta Honduras”, declaró Castro.

Añadió que tiene una “propuesta de refundación del Estado socialista y democrático”: “(Honduras) ha sido hundida en los últimos 12 años y lo recibo en banca rota”. “Mi Gobierno no continuará la vorágine de saqueo que ha condenado a las generaciones de jóvenes a pagar la deuda, que contrajeron a sus espaldas”.

Primera mujer que asume la Presidencia

Castro asumió este jueves como presidenta de Honduras, tras ganar con una abrumadora mayoría -más del 50 % de los votos (1.7 millones)-, las elecciones del pasado 28 de noviembre. La presidenta de Honduras estuvo estado rodeada, durante su investidura, de líderes de izquierda latinoamericanos, a pesar de la ausencia de varios mandatarios regionales, y cuenta con el apoyo de Estados Unidos y la comunidad internacional. Castro hizo historia al ser la primera presidenta, pasando de ser primera dama con su marido, el expresidente Manuel Zelaya -derrocado en 2009 por un golpe de Estado-, a mandataria, y poniendo fin a más de un siglo de bipartidismo, entre los conservadores partidos Liberal y Nacional.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4