FOTO: FUENTE EXTERNA
FOTO: FUENTE EXTERNA

Bari (Italia), 13 jun (EFE).- El G7 ha llegado a un acuerdo «provisional» para conceder a Ucrania un préstamo que se financiará con los intereses generados por los activos del banco central ruso que se encuentran congelados en la Unión Europea (UE) y especialmente en Bélgica.

Así lo dijeron a EFE dos fuentes, una europea y otra que pidió ser citada como familiarizada con las deliberaciones del Grupo de los Siete países más industrializados (G7). Esta última fuente indicó que el préstamo sería de unos 46.000 millones de euros, mientras que otra fuente del Elíseo declaró ayer ante la prensa que ascendería a 50.000 millones.

De acuerdo a la fuente europea y la familiarizada con las deliberaciones, los negociadores de los países, conocidos como ‘sherpas’, han llegado ya a un acuerdo «provisional» que aún debe recibir el visto bueno formal de cada uno de los líderes, aunque no se prevé que ninguno lo bloquee.

Se espera que el acuerdo final sea anunciado este mismo jueves cuando el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, participe junto a los líderes del grupo en una sesión específica sobre Ucrania durante la cumbre que se celebra en Apulia, en el sur de Italia.

En el comunicado final de la cumbre, programado para que sea publicado el viernes tras la sesión de clausura, se plasmará también el acuerdo, y se especificará que el objetivo es que los fondos lleguen a Ucrania «antes de finales de año», según un extracto del borrador de ese texto visto por EFE.

De acuerdo a ese borrador, el G7 se limitará a señalar en su comunicado final que se compromete colectivamente a proporcionar financiación para el fondo para Kiev, que los países del G7 llaman «Préstamos de Aceleración Extraordinaria de Ingresos (EPA, por sus siglas en inglés) para Ucrania».

Sin embargo, según la fuente del Elíseo y la fuente familiarizada con las deliberaciones del G7, el Gobierno de Estados Unidos será el que ponga la mayoría de los fondos para el préstamo a Ucrania en el que se usarán como aval los intereses futuros que se generarán con los activos rusos bloqueados en Europa.

Hay actualmente congelados en todo el mundo 260.000 millones de euros de fondos del banco central ruso, la mayor parte en la Unión Europea y particularmente en Bélgica, que fueron bloqueados después de que Rusia lanzara su invasión sobre Ucrania en febrero de 2022.

Los 260.000 millones de euros de activos rusos congelados generan unos 3.000 millones de euros al año en beneficios, pero esta cantidad es insuficiente para mantener a flote a Kiev, ya que únicamente cubriría las necesidades de financiación del Ejecutivo ucraniano durante un mes.

Por eso, el G7 ha decidido usar los intereses futuros como un aval para un préstamo a Ucrania que estará financiado principalmente por Estados Unidos y que busca ayudar a Zelenski a reconstruir su país y comprar más armamento.

Los miembros del G7 u otros países interesados podrán completar ese fondo con sus propias contribuciones, de acuerdo a la fuente del Elíseo que habló con la prensa ayer miércoles.

Posted in Internacionales

Más de panorama

Más leídas de panorama

Las Más leídas