PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Puerto Príncipe. Dos meses después de su repunte en Haití, el cólera ha causado la muerte de 230 personas en el país, según las cifras más recientes dadas a conocer este jueves por el Ministerio de Salud haitiano.

Un total de 154 de los fallecimientos ha ocurrido en centros de salud, mientras las autoridades aseguraron que hay 1.082 casos confirmados y que 10.584 personas han sido hospitalizadas.

Estas cifras muestran un fuerte aumento de casos de cólera en un país azotado por una severa crisis en todos los órdenes, incluyendo la humanitaria.

TAIWÁN AL RESCATE DE HAITÍ

El ministro de Salud Pública y Población haitiano, Alex Larsen, y el embajador de Taiwán en Haití, Wen-jiann KU, firmaron un acuerdo de colaboración destinado a fortalecer los esfuerzos del Gobierno haitiano en combatir la enfermedad.

Larsen saludó la iniciativa del país asiático a través de esta respuesta que refleja la «solidaridad habitual del Gobierno taiwanés hacia el pueblo haitiano».

El Departamento de Occidente sigue siendo el más afectado con más de 885 casos confirmados de 11.460 casos sospechosos, siendo la ciudad más afectada Puerto Príncipe con 4.152 casos sospechosos y 256 casos confirmados.

¿POR QUÉ SON LOS NIÑOS?

La epidemia actual está afectando en mayor proporción a los más jóvenes. La edad promedio de los pacientes afectados durante la epidemia de 2010 fue de 24 años, en comparación con los 12 años de este rebrote.

El rebrote del cólera afecta de manera desproporcionada a los niños.

Esto puede deberse al hecho de que los niños nunca estuvieron expuestos a la bacteria y no fueron vacunados, según un estudio realizado por investigadores haitianos publicado en «The New England Journal of Medicine».

Las Naciones Unidas dieron a conocer recientemente que Haití se encuentra en un nivel 5, equivalente a una situación de hambre «catastrófica», y es probable que la desnutrición severa haga que los niños sean más susceptibles a las enfermedades.

Además, la inseguridad y la escasez de combustibles en Haití son factores que favorecen la propagación de la enfermedad.

Sin combustibles, la empresa nacional de agua no puede bombear el líquido potable de sus embalses a las poblaciones de mayor riesgo que viven en barrios caracterizados por altos niveles de pobreza.

Estos residentes ahora se ven obligados a beber agua contaminada. Las fuertes lluvias recientes inundaron el centro de Puerto Príncipe, incluidas las letrinas, y arrastraron aún más basura en los barrios bajos, aumentando la contaminación de las aguas.

HAITÍ, ENTRE LA CRISIS Y EL CÓLERA

Hasta la aparición de estos casos recientes, Haití no había experimentado un solo caso confirmado de cólera en más de 3 años.

Esto ocurre una década después de que uno de los peores brotes de cólera en la historia moderna golpeara el país, con más de 800.000 casos y 10.000 muertes.

Este brote se controló mediante una respuesta integral que incluyó el tratamiento de la enfermedad, la mejora del agua potable, el saneamiento y la higiene.

El resurgimiento del cólera coincide con el reciente caos político, económico y social, la violencia de las bandas armadas y el bloqueo del puerto principal de Puerto Príncipe, que provocó una escasez extraordinaria de alimentos, agua potable y combustibles.

Posted in Internacionales
agency orquidea

Más contenido por EFE