PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El mayor general Adán Cáceres Silvestre y la pastora Rossy Guzmán, imputados por corrupción administrativa en el Caso Coral, solicitaron este viernes a la jueza Yanibet Rivas, que autorice la facilitación de computadoras en las cárceles donde permanecen para preparar sus materiales de defensa.

El general y la pastora piden que se le permita el acceso de un ordenador personal, debido a que el tiempo que suministran en los centros de computación que existen en las respectivas correcciones, dónde cumplen prisión preventiva, no es suficiente para ellos estudiar el expediente en su contra.

Ahora la magistrada del Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional se retiró a ponderar la solicitud del general y la pastora y otras peticiones de algunos imputados en el proceso.

En varias ocasiones las presentaciones incidentes han provocado el aplazamiento de la audiencia donde la magistrada decidirá si conoce o no de manera conjunta la vista preliminar de los primeros imputados, apresados en la operación Coral, con la de los demás detenidos en la operación Coral 5G, como solicita el Ministerio Público.

En este caso, el Ministerio Público presentó cargos por corrupción administrativa contra 48 personas, 30 personas físicas y 18 personas jurídicas, imputadas de defraudar al Estado dominicano con más de 4,000 millones de pesos.

El entramado de corrupción, que supuestamente lideraba el mayor general Adán Cáceres Silvestre, operó en el Cuerpo de Seguridad Presidencial (Cusep), el Cuerpo Especializado de Seguridad Turística (Cestur) y el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani).

Posted in Justicia
agency orquidea

Más contenido por Frankelvin Sánchez