PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y del Consejo del Poder Judicial (CPJ), Luis Henry Molina Peña aseguró que el precio de la independencia judicial consiste en tomar decisiones que pueden no gustar porque están sustentadas en el Derecho y sus fuentes y no en la popularidad.

Al pronunciar la charla: “Una justicia al día para garantizar la dignidad de las personas”, realizada en la Universidad Iberoamericana (UNIBE), Molina Peña afirmó que los jueces que integran el Poder Judicial son muy valientes porque actúan contra la presión mediática y fallan aplicando la Constitución y las leyes.

Asimismo, consideró que la sana crítica debe estar sustentada en base a pruebas, conforme lo establece la normativa.

“La independencia es una protección ante la posibilidad de presiones; la sociedad debe comprender que, ante el Poder Judicial, una parte acusa y tiene a su cargo destruir la presunción de inocencia por medios legales, y otra tiene que proteger su presunción de inocencia. La verdad, si hay culpabilidad o no, lo establece una sentencia, que a su vez tiene mecanismos para su revisión que son las vías recursivas”, explicó el magistrado.

Durante su disertación explicó que el Poder Judicial tiene como sus pilares fundamentales garantizar la transparencia, integridad y la independencia judicial.

Con relación a la transparencia e integridad destacó que han revisado e implementado el Sistema de Carrera Judicial y el Escalafón, “en tal virtud, la toma de decisiones se produce en torno a parámetros de certeza objetiva, reduciendo la discrecionalidad en los órganos de administración y erradicando de una vez por todas la posibilidad de clientelismo o influencias por puestos”.

Asimismo, informó que los traslados, ascensos y decisiones de personal que pasan por el escalafón judicial se hacen objetivamente.

Posted in Justicia
agency orquidea

Más contenido por El Caribe