La conversión a gas natural de la Planta Quisqueya I está programada para el primer trimestre del 2020

Compartir

TORONTO. – Barrick Gold Corporation anunció hoy que la planta que suple de energía a la mina de Pueblo Viejo espera recibir gas natural por primera vez en el primer trimestre del 2020, un paso que pretende reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y recortar los gastos, alineado con la estrategia de energía limpia y eficiente de la corporación.

La mina de Pueblo Viejo suscribió un contrato por 10 años con AES Andrés en mayo del 2018 para el suministro de gas natural y la construcción de un gasoducto, que va desde la terminal de AES a la planta Quisqueya I. Este acuerdo también beneficia a la zona de San Pedro de Macorís que hasta el momento no con contaba con el acceso a esta alternativa de combustible más limpio.

El presidente y CEO de Barrick, Mark Bristow, expresó que desde el comisionamiento de la planta de energía Quisqueya I en el 2013, Pueblo Viejo se mantuvo buscando alternativas para reducir el impacto medioambiental de sus emisiones y los costos de producción de energía.

“La conversión de Quisqueya I a gas natural ayudará a reducir los costos de generación de energía de Pueblo Viejo en un 30%. Las emisiones de gases de efecto invernadero también se reducen en un 30%, el óxido de nitrógeno en un 85%, y la dependencia al petróleo de la mina se reduce significativamente”, expresó Bristow.

El gasoducto facilita también la conversión de otras plantas de energía en la región y esto se traduce en una reducción aun mayor de las emisiones de gases y representa ahorros significativos en los costos de energía dentro de la red nacional. Recientemente, otras empresas generadoras han anunciado la conversión a gas natural de unos 525 MWs adicionales.

Pueblo Viejo también contribuye con el sector eléctrico nacional a través de la construcción de la subestación Bonao III como parte de una alianza público – privada con la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED) y con la Empresa Generadora de Electricidad Haina (EGE-Haina), dueña de la planta Quisqueya II localizada al lado de Quisqueya I. Se espera que la subestación contribuya con la estabilidad de la red nacional. La conclusión está programada para mediados del próximo año.

“El acuerdo para la conversión, el gasoducto y la subestación Bonao III representan un paso adelante, no solo para Pueblo Viejo, sino también para todos los dominicanos y dominicanas, y se evidencia no solo en los beneficios medioambientales sino también una reducción significativa de los costos de electricidad del país, menos dependencia al petróleo y mayor estabilidad de la red nacional”, enfatizó Bristow.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir