PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Bryan Castellanos
Bryan Castellanos

En 2016 vendió su carro y junto a su esposa Stefany tomó los ahorros para abrir un negocio de papel de decoración

Bryan Castellanos y Stefany Dotel tienen una vinculación doble: son una pareja joven de esposos y son -a la vez- socios en un negocio de venta de papel de decoración y tapiz que marcha sobre ruedas.

“Iniciamos este negocio en noviembre del año 2016”, le dice Bryan al equipo del periódico elCaribe que le visitó en su empresa, ubicada en la Prolongación Ortega y Gasset número 5C, casi esquina 27 de Febrero, en El Vergel. Bryan es un emprendedor nato y eso no entra en discusión. “Trabajaba con mi papá, que tiene un negocio de venta de accesorios de vehículos, en el área administrativa y más adelante fui aprendiendo sobre las compras. Actualmente soy el gerente de compras internacionales de él. Le compro todos los accesorios”, expresa, para introducir el diálogo.

Parte de la motivación para el proyecto –que cuajó- surgió de Stefany. Ambos han sabido arriesgarse para desarrollar y poner a caminar sus ideas empresariales y les ha funcionado. “Mi esposa tenía una tarjeta de crédito como con 200 dólares y un día le propuse que compráramos cargadores portátiles para celulares y ahí comenzamos a negociar”, rememora Bryan, gerente ejecutivo de Tapizé, la firma que tanto él como su pareja empujan más y más cada día. La venta de cargadores aún funciona.

“Mi esposa Stefany Dotel es arquitecta; yo notaba que ella compraba muchos papeles y muchos adornos. Iba con ella y veíamos que en el mercado no había productos como los que ahora nosotros vendemos, que son de alta calidad y de buen precio. Decidimos incursionar en esto y comenzamos a investigar internacionalmente dónde conseguiríamos lo que venderíamos. Nos decidimos por la calidad de lo europeo y comenzamos a buscar los suplidores”, rememora el emprendedor Bryan Castellanos. El capital inicial de la empresa fue de 300 mil pesos, pero eso implicó para Bryan tener que vender su carro, sacrificar ahorros de la pareja y tomar un préstamo por otro lado.

“Iniciamos con 200 rollos de papel. Eran unos 10 o 12 modelos de papel. Y si te fijas ahora prácticamente ni cabemos donde estamos, dice Bryan, aprovechando que su esposa le muestra al fotorreportero Danny Polanco una imagen de lo que era la tienda a inicios.

Concretamente, con los productos que vende Tapizé se pueden decorar las paredes de la sala, del dormitorio, del baño…. En fin, se pueden revestir las paredes de la casa, la empresa u otros establecimientos. También incursionan en la venta de cojines y otros materiales. Sus clientes son –fundamentalmente- de clase media y alta. Pero sus productos están también al alcance de la clase baja, dice su esposa.

Bryan explica que han sacrificado algunos modelos de papel, pero manteniendo la calidad, para competir con otros negocios que tienen precios competitivos. “Pero sus productos no son de la calidad de los nuestros”, dice con propiedad y certeza. Tapizé, aparte de que vende el pegamento para pegar el tapiz, también ofrece el servicio de la montura.

La empresa tiene cinco empleados. La mayor aspiración de Stefany (gerente general) y de Bryan es crecer mucho más. De hecho, Bryan espera que pase la Navidad para iniciar a principio de enero de 2018 la búsqueda de un local en una parte más céntrica de la ciudad para expandirse. Luego tiene en agenda colocar una sucursal en Punta Cana (al este del país) y más adelante otra sucursal en Santiago. “Punta Cana está creciendo y aunque he visto muchas tiendas de cerámica, de luces y otros, no he visto todavía de nuestros productos”.

Cuando elCaribe le pregunta al gerente ejecutivo de Tapizé sobre su visión de la economía y si las condiciones están dadas para que un negocio como el suyo avance, su respuesta es esta: “Digo que todos los días se vende algo, no importa cómo marche la economía. La gente siempre compra algo. Lo importante es tener el negocio”. Tapizé se ubica en redes sociales como @TapizeRD y tiene el número 809-703-1619 y el 809-287-8128.

Jornadas educativas que le suman mucho cada día

Bryan Castellanos ha participado en las jornadas de educación financiera que cubren temas de manejo de finanzas personales, que realiza el Banco del Progreso con su socio estratégico Barna Business School, enfocados en el desarrollo de negocios.

“Me aportó muchas ideas. Siempre he pensado que el conocimiento no pesa y cada día uno aprende algo nuevo”, indica el emprendedor cuando este diario le pregunta sobre ese particular.

Y agrega: “La clave para poner un proyecto a caminar es arriesgarse. Nunca tener miedo a hacerlo”, indica. Él lo hace cada día, según cuenta.

Posted in PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Martín Polanco