Chris y Dalisa apuestan a la educación enfocada en la economía digital

Chris Corcino y Dalisa Heredia comenzaron a desarrollar sus iniciativas en el 2007.
Su equipo ha trabajado para Vogue, GQ, Vanity Fair, Cosmopolitan, el FBI, y otras entidades de impacto global

Luego de trabajar y estudiar en los Estados Unidos por mucho tiempo, Chris Corcino decidió regresar a República Dominicana con la idea de crear un equipo de desarrolladores que trabajara para compañías en ese país norteamericano.

Junto a su esposa, Dalisa Heredia, Corcino agrupó en el 2007 a tres jóvenes, a quienes se les asignaron pequeñas tareas. Tras la iniciativa, las empresas se dieron cuentan que los proyectos se estaban desarrollando de acuerdo a sus expectativas. Eso provocó que las responsabilidades del equipo crecieran recibiendo más proyectos.

La compañía, que tomó impulso entonces y hoy día cuenta con más de 100 empleados que trabajan con marcas de impacto global, se llama Intellisys, y está enfocada en el desarrollo de software que dan soporte a organizaciones en la implementación y mantenimiento de sus estrategias digitales como aplicaciones web, móviles y de escritorio, aplicaciones y bases de datos personalizadas.

Estos emprendedores se esforzaron en consolidar este ecosistema de tecnología que se adapte a los nuevos tiempos, a lo que el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial llaman Cuarta Revolución Industrial o Revolución 4.0, que consiste en la digitalización de los procesos industriales por medio de la interacción de la inteligencia artificial con las máquinas.

“Nuestros equipos trabajan bajo la metodología Agile, que se enfoca en responder eventos inesperados de una manera eficiente, a través de iteraciones y trabajo incremental. Esta metodología fomenta el empoderamiento y el crecimiento de cada individuo, así como las respuestas positivas al cambio”, de acuerdo con Corcino.

Intellisys proporciona un equipo experimentado de profesionales del desarrollo de software que complementan el departamento de tecnología de sus clientes, lo que les permite completar más trabajo sin la necesidad de preocuparse por contratar empleados adicionales.

Estos equipos, de acuerdo con los emprendedores, tienen la ventaja de estar en la misma zona horaria y tener una perspectiva cultural similar a la de sus clientes de América del Norte. Los sistemas a los que dan soporte en este momento tienen más de 400 millones de usuarios por mes, e incluyen a importantes compañías de la industria de los medios y entretenimiento como Vogue, GQ, Vanity Fair, Cosmopolitan, el FBI, y otros.

Algunos de los servicios que ofrecen son el Desarrollo Full-stack, Gestión de proyectos Agile, Control de Calidad de Software, entre otros. Sus desarrolladores tienen conocimiento en frameworks Scrum, Kanban, y otras tecnologías.

Como resultado de esta iniciativa, en abril de 2014 se fundó Cincinnatus Institute of Craftsmanship, cuyo propósito es aprovechar el potencial de sus estudiantes, permitiéndoles convertirse en mejores desarrolladores de software, proporcionando los recursos necesarios y creando un entorno que fomente el aprendizaje y la autonomía.

Aunque se ha sido transformado después de múltiples iteraciones, su filosofía de mejora constante continúa siendo una característica clave del instituto, de acuerdo con los emprendedores. “Además, la voluntad de formar a cualquier persona interesada en el desarrollo de software también reduce los costos a largo plazo de reclutar desarrolladores con talento. Por lo tanto, las compañías tecnológicas locales como Intellisys se benefician junto con el instituto”, razona Heredia.

Sus programas se centran en las metodologías de Aprendizaje Combinado (Blended-Learning) y Aprendizaje Vivencial (Experiential Learning), donde los estudiantes pueden desarrollarse en un entorno de aprendizaje independiente, en el que completan los cursos a su propio ritmo.

Tras una inversión de más de 6 millones de pesos, actualmente tienen siete salones de clases en el Politécnico Salesiano Santo Domingo Savio, Jarabacoa, en el que el modelo educativo está enfocado en la colaboración y la economía digital. En estos espacios no existen pizarras, tizas ni butacas, sino bicicletas estáticas, computadoras, mesas para integrar a los estudiantes, y robots.

Formando jóvenes para los desafíos actuales

Cincinnatus nace como iniciativa de un proyecto de entrenamiento a programadores que eran contratados para trabajar en Intellisys, y al momento de ser expuestos al mundo laboral presentaban dudas y lagunas para realizar el tipo de trabajo y producto demandado por el mercado extranjero, de acuerdo con Corcino. En vista de esa necesidad, subraya, para preparar profesionales a la vanguardia de lo demandado, se empiezan a entrenar a los mismos empleados de modo que no presentaran dicha problemática. De ahí, nace la idea de crear un instituto para entrenar personas interesadas en el mundo del desarrollo de software, a fin de que pudieran tener un nivel mayor de conocimiento, pudiendo presentarle soluciones a las necesidades del mercado internacional.

Innovación
Corcino considera que el sistema educativo del país puede potenciar el desarrollo de estudiar si apuesta más a la tecnología.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.