PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

La Fundación Entidad de Saneamiento Comunitario (Escoba) por 16 años ha realizado una labor invaluable en el sector Capotillo, del Distrito Nacional.

Los miembros de la organización sin fines de lucro llevan todos estos años recorriendo las calles, los callejones y las áreas de poco acceso vehicular para recoger los desechos sólidos.

“Los hacemos con el deseo de aportar soluciones a nuestra comunidad”, relata Arístides Reyes, director ejecutivo de la Fundación Escoba.

La Fundación Escoba tiene su esquema de trabajo que ejecuta cada mañana. Cuenta con cinco brigadas en Capotillo, cinco en el Ensanche Espaillat y una brigada en el río Isabela que se encargan del barrido y recolección de desechos sólidos.

Una de estas brigadas es fija en el túnel que llega hasta la ribera del río Isabela. Se encarga de recoge todos los desechos sólidos que bajan hasta allá para evitar la contaminación de sus aguas.

Luego, los seis camiones de basura con que cuenta la Fundación, pasan por puntos estratégicos para recoger los desechos que las brigadas recolectaron.

Desde el año 2006, Escoba tiene un acuerdo con la Alcaldía del Distrito Nacional por el cual recibe una compensación por cada tonelada de basura que entregan en una estación de transferencia con los seis camiones recolectores de su propiedad.


Cuenta con programas de formación

El director ejecutivo de Escoba, Arístides Reyes, señaló que además del barrido y la recogida de basura, realizan acciones de bien social, tales como la construcción de badenes, la limpieza de imbornales y el desarrollo de un amplio programa de formación dirigido a jóvenes, y mujeres.

Sostuvo que actualmente la entidad cuenta con 78 trabajadores que “son todos de aquí del barrio Capotillo”.

Un punto que destacó, es que la Escuela de Promoción y Educación de la Fundación Escoba tiene alrededor de 250 jóvenes que están haciendo diversos cursos, tales como uñas acrílicas, peluquería, barbería, tapicería, belleza y maquillaje.


Se han graduado 2,200 jóvenes

Explicó que a través de este programa social de formación ya se han graduado más de 2,200 jóvenes. Los cuales 900 ya tienen su propio negocio y viven de eso; 630 trabajan en plazas comerciales y unos 210 laboran a domicilio.

El comunitario expresó que muchos de los jóvenes colaboradores de Escoba se dedicaban a delinquir. Resaltó con orgullo: “De una u otra manera lo hemos atraído a nuestra institución y lo tenemos trabajando”.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por Frankelvin Sánchez