La “estafa más novelesca” de RD llega a la Justicia

Compartir
El proceso de recepción de denuncias termina hoy a las 3 de la tarde.

La estafa más novelesca de la República Dominicana, en la que miles de afectados de apellido Rosario aspiran a recibir una fabulosa herencia de miles de millones de dólares, llegó este viernes a la Justicia.

La Fiscalía del Distrito Nacional convocó entre ayer viernes y hoy sábado a los Rosario que quieran denunciar individualmente que han sido estafados, pero al menos los líderes del clan mantienen firme su convicción de que no hay ninguna estafa, sino una oscura trama les está hurtando los millonarios fondos.

El caso se remonta ocho años, cuando el abogado Johnny Portorreal comenzó a congregar a los Rosario para contarles que estaba tras la pista de la fortuna que habría amasado en el siglo XIX el patriarca de la familia, Jacinto Rosario, como dueño de una mina de oro.

También aseguran que los terrenos donde se sitúa la mina, actualmente propiedad de Barrick Gold, le fueron expropiados a la familia de forma ilegal hace décadas.

Los fondos millonarios se habrían repartido en cuentas en España, Suiza e Islas Caimán y, según la versión del abogado, habrían sido transferidos a República Dominicana entre 2016 y 2017, pero desde entonces se perdió el rastro del dinero.

El precio de ser heredero

Miles de personas -al menos 40.000, según sus cálculos- pagaron cuotas para figurar como herederos y además, le costearon los viajes a Europa al abogado para realizar sus pesquisas.

Las cuotas desembolsadas por los Rosario oscilan entre los 15.000 pesos (unos 258 dólares) y miles de dólares, en cualquier caso sumas considerables para buena parte de los afectados, en su mayoría campesinos de la zona de Cotuí, una región empobrecida en el centro del país en la que se encuentra la mina.
Uno de los portavoces de la familia, Roque Fernández Rosario, dijo a Efe que él quebró un negocio de venta de marisco por dedicarse a la herencia.

“Este señor con sus tramas nos hizo coger fiado, nos hizo vender todo, mudarnos de nuestras casas, ya que la zozobra del pago era tan fuerte que no había ser humano que soportara que te dijeran a ti que ya el banco te iba a entregar tu herencia”, dijo.

En su larga travesía en busca del dinero, los Rosario han hecho protestas contra la minera canadiense, la Presidencia de la República, los bancos en los que se supone que están depositados los fondos y hasta ante la embajada de España, país de donde creen que partieron parte de las transferencias.

La Fiscalía del DN interviene en el caso

Por fin, el Ministerio Público convocó a los afectados que quisieran denunciar la estafa. Centenares acudieron a esa convocatoria. Sin embargo, los líderes de la familia instruyeron al grupo a no denunciar una estafa, sino pedir a la Fiscalía que investigue dónde está el dinero y fuerce al abogado a entregar los fondos. “No estamos poniendo una denuncia por estafa, sino para que se investigue nuestros recursos de nuestros ancestros”, dijo Germán.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

Compartir