“La oposición que diga cuál era la alternativa para evitar las deudas”

Abinader mencionó licitaciones que avanzan, entre ellas de plantas energéticas en Manzanillo y un depósito de gas natural.
El presidente de la República citó las razones por las que su gestión ha debido recurrir a financiamientos externos

El presidente de la República, Luis Abinader, dijo ayer que le gustaría que la oposición le diga cuál era la alternativa para no tomar préstamos en un contexto como el actual, caracterizado por una crisis sin precedentes por la pandemia.

“Es buena la crítica de la oposición, pero también sería mucho mejor si presentan alternativas; si nos dicen, por ejemplo, que lo que debimos hacer fue no extender los planes sociales hasta diciembre de 2020 ni extenderlos después gradualmente hasta abril de 2021. ¿Esa era la opción? ¿Cuál era la opción? ¿La opción era no comprar vacunas? ¿La opción era no comprar los miles de millones de pesos que hemos comprado en medicina y no triplicar las pruebas PCR (…)?”, cuestionó el mandatario, en la Entrevista Especial de elCaribe y CDN.

Dijo que a su llegada al poder encontró el país con una caja negativa, con pagos de la construcción en caja negativa y que desde el 15 de julio de 2020 se dejó de pagar la seguridad social, en adición a deudas a corto plazo acumuladas en todos los aspectos. Según el mandatario, el 60 % de la deuda con la que se ha comprometido este año ha sido para pagar capital e intereses de la deuda pasada.

Indicó que pese a todos los problemas encontrados, el país es hoy mucho más estable financieramente. Informó que al asumir el poder, el 16 de agosto de 2020, encontró reservas internacionales por 5,400 millones de dólares y actualmente totalizan 12,600 millones. “Encontramos una presión hacia la tasa del dólar, que ya estaba en 60 pesos por uno, y hoy está en 56 y 57, y la economía llena de dólares”, aseguró. No se anduvo con rodeos.

“Mira, hasta en la Biblia se indica sobre los tiempos malos y los tiempos buenos. Desgraciadamente, se tomó muchas deudas en los tiempos buenos, cuando no era necesario tomar deudas, cuando no había las grandes crisis que hay en estos momentos, que el Gobierno ha debido ir enfrentando. Entonces, ya llegamos a la crisis con un nivel de endeudamiento muy alto”, expuso.

Respondiendo a una de las muchas preguntas formuladas, el jefe de Estado planteó que tomando en cuenta que el tema de la reforma fiscal está dentro de las 12 propuestas de reformas que está empujando, eso se pueda discutir en el mes de septiembre de este año.

Recordó que muchos economistas han aportado ideas y propuestas de reforma en ese sentido. “Como dice el Consejo Económico y Social, hay que formalizar esa y las otras, pero quizás esa con un nivel mayor de prioridad, por la situación en que se encuentra, y para planificar un Código Tributario mucho más simple y transparente”, expresó Luis Abinader.

Sin embargo, resaltó que una reforma fiscal no son solamente los temas tributarios, sino que la política fiscal es política tributaria y del gasto público. “Es también definir en qué vamos a gastar ese dinero y qué debemos eliminar”, apuntó en la conversación.

El mandatario habló con alto interés sobre el sector zona franca y su aporte dentro de la economía, incluyendo los empleos que generan. “Las zonas francas, es bueno que se sepa, están en su mejor momento. Hay un 34 % más de exportaciones del ramo, con relación al año pasado y los años anteriores, en los primeros seis meses del año”, calculó.

Planteó que la economía dominicana es fuerte y que lo que se requiere es hacer una proyección a futuro, que en algunos casos podría ser a 15 años. Resaltó que un elemento más importante que la relación deuda-producto interno bruto (PIB) es el costo de la deuda.

Citó -a modo de ejemplo- el caso de Estados Unidos, que tiene 120 % de deuda con relación al PIB, y Japón 200 %.

“El problema es que mientras el costo promedio de nuestra deuda es de alrededor del 8 %, el costo promedio de ellos es 0.5 % en términos de intereses. Y ahí nosotros hemos disminuido también el costo de la deuda con la renegociación del pasivo, que el Ministerio de Hacienda ha hecho muy correctamente. Eso es una combinación de disminuir ese costo de la deuda y con el crecimiento de la economía, que parece ser que este año alcanzará los dos dígitos, por el empuje que tenemos, no solo vamos a recuperar el crecimiento negativo que tuvimos el pasado año, sino que nos vamos a situar por encima de los años anteriores”, garantizó Luis Abinader.

“Eso te disminuye el por ciento de la deuda en relación con el PIB. Por lo tanto, estamos combinando entre la política fiscal y el crecimiento de la economía (…). El manejo de los pasivos es el camino para tener la sostenibilidad de la deuda”, agregó el gobernante, como respuesta a otras preguntas formuladas por los periodistas Nelson Rodríguez, director de elCaribe; Alba Nely Familia, directora de CDN, canal 37; Katherine Hernández, presentadora y conductora de programas del medio televisivo, así como Héctor Marte Pérez y Yanessi Espinal, ambos del medio escrito.

¿Cuáles planes hay con la Refinería?

Abinader no rehuyó a ninguna de las interrogantes que se le plantearon ayer. El tiempo del encuentro alcanzó para abordar aspectos diversos de la Administración pública y de los pasos que ha ido dando su administración para cumplir con el plan de gobierno. Un plan de gobierno que por momentos parece verse amenazado por una serie de factores, algunos de ellos de índole externo, que no se esperaban y que impactan directamente en el ámbito local.

Entre ellos se citan los conmodities o materias primas usados para producción local, que se han colocado al alza. El propio petróleo preocupa. En el presupuesto de 2021 se estimó un precio por barril de US$45.50 y ayer cerró en US$67.54 en la Bolsa Mercantil de Nueva York.

El 19 de agosto, el Ministerio de Hacienda anunció que el Estado se quedó (por segunda ocasión) como dueño de la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa) con la adquisición del 49 % de las acciones del capital suscrito y pagado que eran propiedad de PDV Caribe.

Desde la óptica del jefe de Estado, ser dueño absoluto de la Refinería le dará al Gobierno mucho más flexibilidad para una serie de acciones del negocio de hidrocarburos y de la comercialización, así como de la exploración de hidrocarburos.
“En muchos países de Latinoamérica hay compañías de exploración y también de comercialización, como es el caso de Colombia, de Petrobras en Brasil; de PetroEcuador en Ecuador y Pemex, en México, entre otros”, dijo el Presidente dominicano.

Debido a las sanciones que el gobierno de los Estados Unidos impuso a partir del año 2015 a PDVSA y sus filiales, Refidomsa se había visto desde entonces afectada en su acceso al crédito local e internacional, así como limitada cuando quería utilizar los medios de pago bancarios, debiendo suspender o posponer proyectos de ampliación y renovación de la empresa. Había tenido dificultades, adicionalmente, para realizar las actuaciones corporativas normales de sus órganos de dirección y administración.

“Ya por primera vez el país va a comenzar la exploración de hidrocarburos y yo creo que ahí la Refidomsa o como le llamemos cuando la podamos relanzar, va a permitir que el país entienda cuál es nuestra estrategia en ese sentido. Ahí está entre las reformas, la que se hará al sector de hidrocarburos, que tiene también una participación en el nuevo contexto de la Refidomsa”, apuntó.

Trabas que preocupan en Ley de Compras Públicas

La directora de CDN, Alba Nely Familia, le externó a Luis Abinader las quejas que surgen desde sectores diversos relacionadas con las trabas que impone la Ley 340-06, de Compras y Contrataciones, por ejemplo para las licitaciones, incluidas de obras de alianzas público-privadas (APP). “Mira, es bueno que tú traigas ese tema y debo decirte que sobre la Ley de Compras hay un proyecto de ley que es estudiado por la Consultoría Jurídica del Poder Ejecutivo. Estamos trabajando en ese aspecto... Con esa ley se hicieron muchos robos y con esa ley hubo mucho escape”, expuso el Presidente.

Planteó que se tratará de poner una llave a la ley para que no puedan darse las trampas del pasado, pero al mismo tiempo (“y se puede lograr”) para hacerla más simple en término de tiempo.
El mandatario dijo que el director de Compras, Carlos Pimentel, fue quien propuso la modificación de la ley y que el Ejecutivo le hace las observaciones.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.