Las mujeres necesitan sacudirse para calar en la recomposición partidos

Compartir
Sergia Elena Mejía, dirigente politica.
Raquel Peña, Ingrid Mendoza y Sergia Elena elevaron su perfil en pasadas elecciones; otras necesitan reinventarse

Los principales partidos de oposición han iniciado un proceso de recomposición política en el que las mujeres tiene que sacudirse si es que quieren ocupar cargos dirigenciales y posicionarse de cara a las elecciones del 2024. La conclusión del pasado proceso electoral elevó el perfil de algunas féminas y trajo otras al escenario como la vicepresidenta Raquel Peña, la primera dama, Raquel Arbaje, Sergia Elena Mejía e Ingrid Mendoza, pero bajó el perfil de otras y las pone ante el reto de relanzarse como Margarita Cedeño y Cristina Lizardo.

Dos mujeres que lograron sobresalir en el pasado proceso electoral son Carolina Mejía, alcaldesa del Distrito y Faride Raful, senadora y vocera del bloque del PRM, pero habría que ver el rumbo que tomen en su partido si su perfil toma la caída o sigue fortaleciéndose para proyectos políticos más ambiciosos.

Desde el punto de vista de los partidos políticos, el PRM cuenta con la participación más amplia de mujeres con perspectiva política pero habría que ver si una eventual reelección del presidente Luis Abinader no termina sepultando esos proyectos y damas que se perfilan para alcanzar la primera magistratura no terminan con las alas cortadas cuando se les aplique el poder del Estado y si no lograron “venderse” como fieles incondicionales al Presidente de la República.

Además de Faride y Carolina en el PRM se destacan Gloria Reyes, exdiputada, directora del Programa Progresando con Solidaridad (Prosoli)y vicepresidenta del PRM, así como la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Olfany Méndez, de 26 años y fue la más votada en las pasadas elecciones.

Sin dudas, que las mujeres más destacadas en el PRM son la vicepresidenta, Raquel Peña que debutó en el escenario político con éxito y jugó un papel importante cuando el ahora presidente Abinader se contagió del Covid-19 en la campaña y ella tuvo asumir las calles y logró sobrellevar la situación con éxito. El presidente le dio a Peña la coordinación del gabinete de salud, una responsabilidad vital en medio de la pandemia y que además abarca uno de los programas más ambiciosos del inicio del gobierno de Abinader, dotar de seguro de salud gratuito a más de dos millones este año.

La primera dama, Raquel Arbaje se volvió popular desde la campaña electoral con su estilo sencillo y gran carisma y a veces hasta funge como vocera del Presidente, cuando se aluden temas como la fortuna que declaró el gobernante. En su gestión se eliminó el Despacho de la Primera Dama que maneja sumas millonarias en programas sociales, pero eso no indica que Arbaje se ha quedado sentada. La dama acompaña al esposo en sus viajes a las provincias lo que ya se ha vuelto un estilo del nuevo presidente y aunque no maneja los programas sociales, el enfoque comunicacional de la figura de Arbaje tiene un alto grado de sensibilidad y solidaridad en hospitales y apoyo a proyectos de asistencia social.

Faride Raful es la senadora de la capital y tiene una gran proyección en los medios de comunicación, carisma, formación y entereza en los temas que asume. Sin embargo, extrañó que en un momento en que se pedía al PRM mayor participación de las mujeres en los altos cargos, la presidencia del Senado recayera en un aliado, el senador de Santiago, Eduardo Estrella y la senadora de la capital es la vocera del bloque de senadores del PRM. Faride ya chocó con su partido cuando afirmó que el PRM podría defender otro voto en el Consejo Nacional de la Magistratura, lo que el presidente del PRM, José Ignacio Paliza respondió que su partido es primera mayoría.

Carolina Mejía tiene carisma, heredó la plataforma de su padre, Hipólito Mejía, es la secretaria general del PRM y alcaldesa de la capital. Ha sido candidata vicepresidencial y ahora estaría armando su proyecto para competir por la candidatura presidencial del PRM para las elecciones del 2024, el problema de Mejía está en que al parecer la salida del escenario del expresidente le dejará muy debilitada su estructura política.

El presidente Abinader ha designado una gran cantidad de dirigentes del proyecto de Mejía en el Estado y eso ha generado hasta disgusto entre seguidores del gobernante. Sin embargo, al parecer el presidente está pensando más a largo plazo y es posible que con el ingreso de los seguidores de Mejía al Estado, esa plataforma termine por ser asumida casi en su totalidad por Abinader que pasaría a ser el único líder del PRM dejando atrás el esquema del liderazgo compartido que mantuvo en la oposición.

Las mujeres del PLD

En el PLD Margarita Cedeño es la figura mejor posicionada, pero no hay duda que el pasado proceso electoral mermó su proyección política. La tercera candidatura por la vicepresidencia se convirtió para Cedeño en una avalancha de cuestionamientos públicos por haber dado la espalda a su esposo, Leonel Fernández que era candidato presidencial.

Ese proceso, Cedeño de ser una figura de apariciones públicas solo para temas positivos, pasó al morbo de las redes y los medios, pues durante la campaña solo logró acaparar la opinión pública cuando hacia declaraciones vinculadas a su esposo, nunca sobre propuestas. Lo cierto es que Margarita no logró hacer la transición de independencia política de su esposo para tener referencia propia en materia política y en el pasado proceso en lugar de trillar su propio camino ahora depende lo que pasó fue a depender políticamente de Danilo Medina.

Es evidente que para la exvicepresidenta sigue teniendo valor político seguir vinculada al expresidente Fernández, pero de cara a su futuro necesita ponderar cómo manejar ese tema que le permita generar confianza y la credibilidad que necesita si es que aún aspira a la Presidencia de la República.

Además de Cedeño en el PLD no muchas mujeres han logrado sobresalir, pues las que en el pasado fueron figuras de primer orden están en baja como el caso de la exsenadora y presidenta del Senado, Cristina Lizardo y la exdiputada, Karen Ricardo. Lucía Medina, hermana de Medina y expresidenta de la Cámara de Diputados, tuvo una gran proyección en los años de gloria en el poder del PLD, pero su figura quedó marcada por escándalos en las gestiones de su hermano.

FP necesita caras femeninas

En la Fuerza del Pueblo, las mujeres son escasas y en esas condiciones es difícil para ese partido salvarse de la crítica que le generará que en el proceso de renovación aparezcan pocas caras femeninas. Sin embargo, hay damas con gran afinidad a esa organización con una importante proyección política entre las que figuran la excandidata vicepresidencial, Sergia Elenam Mejía; Ingrid Mendoza, esposa del secretario general del PLD, Reinaldo Pared Pérez y Angelita Peña, con amplia trayectoria política desde el Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Sergia Elena es una militante consagrada del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y tiene lo que pocas mujeres han logrado nombre propio en la carrera política, pero para la proyección política que logró en la pasada campaña está muy superior a lo que podría lograr en la organización.

El PRSC ahora quedó como partido minoritario y lo que se observa en el futuro no es que pueda recuperarse con posibilidades de competir en el escenario electoral, para la dama, de seguir en esa organización sería difícil que Mejía logre trascender más de lo logrado en el escenario político si se mantiene en la organización que preside, Federico (Quique) Antún Batlle.

Ingrid Mendoza ha empezado a tener nombre propio en el escenario político, pero necesita dar el salto al trabajo político de campo, al contacto con los dirigentes, y sobre todo definir si sigue en el PLD o si prefiere hacer política al lado de Fernández, quien le ofertó la candidatura vicepresidencial para el pasado proceso electoral. De mendoza en los pasillos se comenta que es una especie de dama de hierro en el proyecto político del exsenador de la capital.

La dama habría entrado en receso por la enfermedad de su esposo que fue operado de cáncer de esófago y según él mismo ha informado, se recupera satisfactoriamente.

Angelita Peña es una figura que ha recorrido varios partidos y que tiene el bagaje de dirigentes y eso le ha dado un nombre propio en la política. Sin embargo, no luce que esté involucrada en el proyecto partidista que representa la Fuerza del Pueblo, y habría que ver si en el futuro se involucra de manera militante pues incluso su nombre ha empezado a sonar para competir por la secretaría general de ese partido de cara al Congreso. En las primarias del PLD coordinó el sector externo del expresidente.

En Fuerza del Pueblo hay varias caras femeninas que son la que sobresalen como el caso de Ligia Amada Melo, Josefina Pimentel y la diputada Yudelka de la Rosa. También se destaca la exdiputada de Santiago Altagracia González y Joanny Guzmán. l

Participación
La conclusión del pasado proceso electoral elevó el perfil de algunas féminas y trajo otras al escenario.

Mantente informado

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias mas importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d4
Compartir