PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Deligne Ascención, informó ayer que el proceso de modernización vial en la República Dominicana supone una inversión de 11 mil 200 millones de pesos.

Ascención explicó que en la actualidad desarrollan 600 obras de infraestructura en el país, que incluyen el Gran Santo Domingo y Distrito Nacional.

Durante la celebración del Quinto Congreso de la Ingeniería, Arquitectura y Agrimensura, informó que sólo en la solución del “cuello de botella”, que existe en el kilómetro 9 de la autopista Duarte se invierten 900 millones de pesos.

Registran 163 cruces irregulares desde la capital a Santiago

El funcionario reveló que desde la capital a la provincia de Santiago hay un registro de 163 cruces irregulares.

Subrayó que le ponen freno a esa situación desde el programa Code-Vial, que es la Comisión de los Derechos de Vía, para preservar los espacios en carretera y fue lanzada en diciembre del año 2021.
Explicó que propietarios de negocios de las orillas de las carreteras abren y destruyen los muros para facilitar el acceso a sus negocios.

En ese contexto, Ascención comentó que esos cruces ocasionan 160 muertes al año en las vías, por lo que entiende que esto se puede evitar con la ejecución del Code-Vial. “Conjuntamente con estos retornos, no basta con cerrarlos, hemos creado una Comisión de Derecho de Vías, para evitar que las vías nuevas se arrabalicen, con vigilancia constante y para evitar esos cruces ilegales”, argumentó.

También, destacó que con la implementación de este programa evitarán riesgos a los conductores en esa reconocida vía del país. Asimismo, consideró que la mejora vial, es otro elemento que ha pautado el actual Gobierno, con las obras de infraestructuras para que a su vez se tenga una adecuada estructura vial, ya que de lo contrario entiende que “no habrá desarrollo; ni turístico, ni minero, ni industrial”.

Preservarán la Plaza de la Bandera

El ministro de Obras Públicas y Comunicación, Deligne Ascención, aseguró que mejorarán la circulación vehicular por las inmediaciones de la Plaza de la Bandera, al tiempo que preservarán ese monumento. El incumbente refirió que cuando una rotonda necesita de una unidad semafórica deja de tener razón de ser, al explicar que en sí misma, la rotonda, es un medio controlador del tráfico y que fluye sin otro particular.

Posted in País
agency orquidea

Más contenido por Eliana Ledesma