PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO
Obras Públicas evalúa si es factible seguir el proyecto, que contempló la construcción de cuatro terminales

Abordar un autobús en una de las cuatro terminales interurbanas, cuya construcción comenzó hace tres años, cada vez está más lejos.

De manera que las autoridades evalúan la conveniencia si continuar o rediseñar el proyecto que prometía ser una solución de movilidad y descongestionamiento de la ciudad.

De las estaciones contempladas, la única que logró inaugurarse fue la de Santo Domingo Este, pero encontró la oposición de las autoridades municipales, que recién se instalaban en el puesto, además de ambientalistas que alegaban que su cercanía al Parque del Este representa una amenaza para este patrimonio natural.

La instalación diseñada para movilizar a 10,500 pasajeros terminó convirtiéndose en una extensión del Instituto Tecnológico de Las Américas, para impartir capacitaciones tecnológicas de corta duración a los residentes de ese municipio. A esto el viceministro de Planificación y Regulación Técnica del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) le llama salvar la inversión. Actualmente, una mesa técnica evalúa la factibilidad del proyecto, cuya inversión global se estimó en más de dos mil millones de pesos.

“Nosotros no vamos a construir elefantes blancos, lo que sí queremos es tener la certeza de lo que se vaya a construir sea una necesidad”, sostuvo Ángel Tejeda en entrevista para elCaribe.

La construcción de estaciones de pasajeros interurbanas en el Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional, fue uno de los grandes proyectos que las nuevas autoridades encontraron en el portafolio de la institución, y que desde el punto de vista técnico y auditable evalúan la conveniencia de continuarlo o rediseñarlo.
“Estamos viendo todas las opciones posibles, todavía no tenemos una definición, nosotros tenemos el compromiso de salvar la inversión, porque ya hay unos procesos, hay una inversión que se ha hecho”, destacó Tejeda.

Al preguntársele qué tiempo tardará esta evaluación para determinar el futuro de esta inversión, contestó: “Terminarlas por terminarlas, se pueden terminar y mañana se convierte eso en un hospital o en un centro de estudio, como pasó con SDE porque no lo van a utilizar”.

Enfatizó en que la institución no es solamente cuatro paradas, y que Obras Públicas tiene actualmente 485 proyectos entre evaluados e iniciados.

¿Entonces hubo fallas en el diseño original?, preguntó elCaribe, a lo que el funcionario respondió “si estuvieran bien diseñadas, se estuvieran ejecutando. Si estuviere bien concebido como proyecto tú no crees que estuvieran ahí”, cuestionó. Respecto a las paradas iniciadas y posteriormente paralizadas su construcción, dijo que en caso de continuarlas habría que sobrediseñar o completar una serie de servicios para hacerlas factibles.

“Pero todavía no hemos dado con una solución que nos satisfaga para poder garantizar al pueblo una obra que se vaya a utilizar, porque una cosa es hacer y otra cosa es que vaya a tener una utilidad”, expresó.

Una de las dificultades encontradas para la continuidad del proyecto es lograr el consenso con todos los sectores involucrados, incluyendo la comunidad, sindicalistas y municipalidad, situación que asegura fue la gran debilidad de la pasada gestión respecto a esta construcción.

De acuerdo con el viceministro, otro elemento a tomar en cuenta es que el proyecto esté en consonancia con el Plan de Reordenamiento del Transporte, que se lleva a cabo, el cual aclara no es responsabilidad de Obras Públicas.

“Es como que la gestión pasada asumió la construcción de una edificación que no es su naturaleza, debió ser las áreas que se encargan del sector transporte, porque nosotros somos vías y comunicaciones”, señaló.

“Habría que sentarse en el diálogo con ellos. Ellos tendrán su plan de desarrollo y no sabemos si incluyen las paradas. Por lo pronto nosotros no tenemos una respuesta clara de si la vamos a iniciar ahora mismo o no, porque no hemos encontrado una factibilidad para hacerlo, se está en proceso de estudio”, agregó.

Inversión millonaria

El proyecto construcción de estaciones de pasajeros interurbanas del Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional, obtuvo el código 13949 del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) que otorga el Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo, cuyo costo se estimó en 1,500 millones de pesos.

El Informe de Rendición de Cuentas de la Inversión Pública del 2020 en el apartado “Proyectos ejecutados por sectores estratégicos precisa que para las construcción de esas terminales interurbanas se presupuestó para ese año 883.49 millones, de los que se ejecutó 323.58 millones, para un 38.8 % de ejecución. El mismo informe correspondiente al año 2019, detalla que para la fecha se presupuestó 490.47 millones y se ejecutó el 100 %.

Objetivo fracasado

El proyecto está sustentado detalladamente en el documento “Memoria de Diseño para Operación de Terminales de Transporte Interurbano”, el cual indica que ante la ausencia de estas estructuras que integren diferentes modos de transporte y operadores se traduce en la ocupación no autorizada de espacios públicos como calles, aceras y áreas verdes.

“Esta situación desfavorable contribuye al congestionamiento y deterioro de las vías, además de ser un servicio pobre e ineficiente para los usuarios que diariamente se desplazan a los diversos destinos. De igual forma y no menos importante, la carencia de estos puntos de conexión producen que rutas de transporte interurbano entren a la ciudad y produzcan congestionamiento en el casco urbano”, apunta el informe elaborado por el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).

Paradas de autobuses

Días antes de la transición del Gobierno en medio de una protesta encabezada por el alcalde Manuel Jiménez, el entonces presidente Danilo Medina inauguró la Terminal de Autobuses del Este, con una inversión superior a los 600 millones de pesos.

Este rechazo manifestado desde el anuncio de esta construcción auguraba que la obra no terminaría bien. Tras varios meses de haberse iniciado, el Tribunal Constitucional ratificó la sentencia de la tercera sala del Tribunal Superior Administrativo (TSA) que ordenaba la paralización de los trabajos que se realizaban en el estacionamiento del Parque del Este, donde se levantó la estructura.

Otra estación que se quedó a medio hacer fue la Terminal Interurbana Cibao, Los Alcarrizos, ubicada en la parte de atrás de los terrenos donde se levanta una de las estaciones del teleférico que se construyen en el populoso municipio.

Justo cuando empezaba a tomar forma, los trabajos fueron paralizados a la altura de una estructura metálica. Su construcción se valoró en 653, 280, 989.87.

Sobre esta estación, el viceministro Tejeda dijo que habría que analizar si convergen en un mismo terreno la extensión del Metro, el Teleférico y la Circunvalación Los Alcarrizos que se construyen simultáneamente.

El proyecto se ubica en la autopista Duarte kilómetro 16.
La estación se contempló para operar 65 rutas interurbanas movilizar un promedio de 9,887 pasajeros por día. Recibiría unidades provenientes de Puerto Plata, Santiago, Espaillat, Juan Sánchez Ramírez, La Vega, Monseñor Nouel, Santiago Rodríguez, Monte Cristi, Dajabon, Valverde, Salcedo, Samaná, María Trinidad Sánchez, Duarte y San Cristóbal.

Una parada frustrada en el intento fue la Terminal Interurbana Norte o Mamá Tingó, ubicada en el sector Villa Mella, delimitada por la avenida Hermanas Mirabal, calles Primera y Segunda, próximo a la avenida Jacobo Majluta.

“La estructura que estaba ideada tiene algunos temas de diseño que se están evaluando, porque ahí no hay un buen ancho de vía para tu dar un giro y meter esa gran cantidad de guaguas, ya que una de las paradas donde más peatones salen es la Mamá Tingó, sostuvo el viceministro Ángel Tejeda. La estación Mamá Tingó recibiría unidades provenientes de Monte Plata y Juan Sánchez Ramírez con 13 rutas interurbanas y un promedio de movilización de 6,609 pasajeros por día. Su construcción fue licitada en 400,213, 865.78.

Dificultades con los terrenos de parada Sur

La estación que presenta mayor atraso es la terminal del Sur, proyectada en la autopista 6 de Noviembre. La última información que se compartió con la prensa al respecto es que está en proceso de reubicación, debido a un problema con los terrenos donde se tenía prevista su construcción. La obra llegó a ser licitada en un monto de 677,676,580.11. En ese entonces, Obras Públicas informó que trabajaba en la identificación de otras propiedades en mejores condiciones, después de la estación de peajes. Dentro del plan de movilidad está establecida la construcción de estaciones interurbanas en las afueras de la ciudad.

Elefante Blanco
Nosotros no vamos a construir elefantes blancos, lo que si queremos es tener la certeza de lo que se vaya a construir sea una necesidad”