PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

A partir del miércoles 14, el toque de queda iniciará a las 11:00 de la noche de lunes a viernes, y a las 9:00 de la noche sábado y domingo, con dos horas de libre tránsito, como parte de la desescalada anunciada por el presidente Luis Abinader para eliminar el toque de queda.

En una alocución al país, Abinader anunció que el plan de flexibilización de las medidas restrictivas por el covid-19 se hará por fases, quedando la primera iniciada ayer.

Explicó que en la segunda fase se permitirá la venta de bebidas alcohólicas hasta la hora del toque de queda.

El miércoles 21 iniciará la tercera fase, en la que se unificará el toque de queda a las 11:00 p.m. de lunes a domingo, con dos horas de libre tránsito.

“A partir de ese momento, iremos abriendo, y eliminando el toque de queda en cada provincia que llegue al 70 % de su población vacunada con las dos dosis”, expresó el mandatario.

Abinader puso como ejemplo que si el Distrito Nacional o provincias como La Altagracia, Espaillat o Puerto Plata siguen con el actual ritmo de vacunación, podrían ver desaparecer el toque de queda en pocas semanas.

“Pero quiero que sepan, que a partir de ahora, con lo que sabemos de las nuevas variantes y la situación internacional, vamos a tener que aprender a convivir con el covid-19, porque no va a desaparecer a corto plazo. Debemos seguir siendo responsables y cuidarnos personalmente para con ello cuidar de los demás”, explicó.

La única solución es vacunarse

Abinader pidió a la población vacunarse: “Háganlo por ustedes, por su familia, por sus amigos, y animarles a hacerlo también a ellos”.

Sostuvo que la crisis sanitaria está en vías de mejora y se va a acelerar la reactivación económica que ya está en marcha, señalando que el crecimiento interanual en el pasado mes de mayo fue del 21.2 %, y en los meses que van de enero a mayo se crece a un ritmo del 13.4 %.

Expresó que el clima de optimismo se ve reflejado en todos los sectores del país y demuestra el grado de confianza en el gobierno.

Destacó que a la fecha se han suscrito acuerdos y compromisos con importantes inversionistas que ven el país como un lugar seguro para traer sus capitales e invertir en el desarrollo de proyectos turísticos, energéticos, viales, de grandes obras de infraestructura, zonas francas, de vivienda y otros.

“Todo esto nos ayudará en el objetivo de generar en los próximos años un millón de empleos bien remunerados para nuestro pueblo, que es nuestra principal prioridad nacional”, aseguró.

Indicó que el Gobierno se ha desarrollado hasta ahora bajo las circunstancias condicionantes del covid-19, tras señalar que se abre ahora una nueva etapa, en la que se ha sembrado para recoger los frutos del despegue económico del país.

Al dirigirse a la nación, el jefe del Estado expresó que salud y economía han sido los dos pilares sobre los que ha desarrollado su agenda más intensa, pero que también ha puesto en marcha 12 reformas estructurales que, según afirmó, están transformando la República Dominicana de una manera irreversible.

Dijo estar consciente de que algunas de estas reformas afectan a poderosos sectores que tratan de evitarlas, “pero mi compromiso es supremo con el pueblo dominicano y no hay marcha atrás”.
El presidente Abinader dijo que “hoy República Dominicana es un país sin impunidad y que pase lo que pase y afecte a quien afecte, la justicia actúa de forma independiente”.

Sectores piden eliminar el toque de queda

El anuncio de las fases para la desescalada del toque de queda se hace en momentos en que distintos sectores de la población reclaman la eliminación de esta medida restrictiva. La alocución del presidente Abinader fue transmitida por una red de medios de comunicación a nivel nacional y a través de las redes sociales. Mediante el decreto 419-21, el gobernante había dispuesto nuevos horarios de toque de queda, los cuales entraron en vigencia ayer miércoles, manteniendo las medidas de seguridad y distanciamiento físico para evitar la propagación del covid-19. Abinader señaló que el gobierno se vio obligado a enfrentar una crisis mundial con pocos medios y sin una planificación sanitaria previa, por lo que entre sus primeras medidas se aumentó el presupuesto en salud en 17 mil 467 millones de pesos el año pasado, seguido de un nuevo incremento de 45 mil 800 millones de pesos en el presupuesto complementario de este año. Afirmó que también amplió la cobertura sanitaria y en menos de 6 meses cumplió con la inclusión de más de 2 millones de dominicanos al Seguro Nacional de Salud (SENASA). La alocución fue transmitida por una red de medios de comunicación a nivel nacional y redes sociales.

Posted in Destacado, PaísEtiquetas
agency orquidea

Más contenido por Genrris Agramonte