Trastornos mentales son estigmatizados

Dinny Luciano, una de las autoras del informe.

La mayoría de las personas asocian los trastornos mentales con la esquizofrenia y otras manifestaciones como la psicosis y la demencia y con ello, llenan de etiquetas despectivas a quienes los padecen.

Es lo que refleja el “Análisis de situación en salud mental y atención primaria en la República Dominicana”, presentado esta semana por Dinny Luciano, de Society for Family Health, que revela cómo la discriminación y el estigma suelen asociarse a la salud mental en las familias, comunidades y escuelas, así como en los servicios públicos y privados. Personas entrevistadas en el curso de la investigación, realizada en 2017, difieren de la concepción de salud mental como término intercambiable con la“locura” (esquizofrenia), indicando que algunos trastornos son temporales o determinados por situaciones coyunturales.

“Para mí, la salud mental no es solamente ser loco. Es que hay personas que no actúan como que andan en la calle comiendo basura ni tampoco dando golpes, sino que hay personas que simplemente están tranquilas, sentadas a tu lado y en tu diario vivir pero tienen problemas, tienen enfermedad mental. Conviven contigo de manera normal, pero llega equis tiempo, llega un momento y cosas que las descontrolan”, dice uno de los testimonios anónimos recogidos en el estudio.

Un estudio con 37 proveedores de servicios de salud encontró que el estigma sobre las personas que padecen trastornos mentales, el miedo y la falta de empatía son actitudes generalizadas, que se reproducen, incluso en el entorno familiar, generando desinterés de los familiares por apoyar el proceso de rehabilitación de esas personas.

El Ministerio de Salud resalta que el estigma hacia las personas con trastornos mentales es una de las principales amenazas a la implementación de un nuevo modelo de salud mental en el país.
El director de Salud Mental del Ministerio, Ángel Almánzar, afirma que es frecuente que cuando una persona está buscando un trabajo oculte que tiene problemas de salud mental por temor a que se le imposibilite el acceso al mismo. Igual ocurre cuando ya está contratado por temor a perderlo, ya que el estigma y la falta de conciencia de salud mental en el trabajo son barreras a la equidad”.

El estigma también disuade a las personas que padecen trastornos mentales a utilizar los servicios de salud y otros servicios sociales clave para garantizar el ejercicio de sus derechos. También les generan limitaciones para el acceso a la vivienda, al empleo y al apoyo social, así como a tener una familia y/o pareja.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.