Un millón 160 mil personas viven con discapacidad en RD

Compartir
Francina Hungría, presidenta y fundadora de la Fundación Francina, durante la entrevista.
Francina Hungría sugiere promover políticas de urbanismo y accesibilidad para los discapacitados en las metrópolis

Francina Hungría, presidenta de la Fundación Francina, conversó con elCaribe sobre el impacto en la vida de una persona con alguna discapacidad para su desarrollo integral en ciudades no diseñadas para estos, y que, en consecuencia, afecta el robustecimiento económico de la República Dominicana.
Actualmente en el país están registradas 1,160,000 personas que tienen algún tipo de discapacidad y la falta de participación de estas en actividades de la sociedad, es decir, exclusión social. Por tal razón, Hungría a través de su fundación busca amparar las facultades de estos individuos. “Nosotros desarrollamos proyectos que buscan amparar los derechos de las personas con discapacidad, darles visibilidad en la sociedad, abrir espacios de oportunidades en los ámbitos laborales con tecnología de apoyo, también con todo esto, abrir las puertas de la sociedad a la participación plena a todas las personas sin discriminación por una condición física o discapacidad”, explicó Francina Hungría.

La institución ha cambiado la vida de alrededor de cuatro mil individuos, sin embargo, es pertinente que más entidades públicas y privadas se unan para brindar apoyo, además de oportunidades e inserción en el sistema laboral dominicano.

Día mundial del bastón blanco

Cada año el 15 de octubre es celebrado el Día Internacional del Bastón Blanco, un instrumento que sirve de guía a las personas no videntes para desplazarse de manera autónoma por la vía pública. La Fundación Francina informó que realizará la semana próxima el congreso “Ciudades Inclusivas: Una Mirada Con Enfoque Diverso”. Los panelistas invitados para hablar sobre el tema son: Vladimir Pimentel, economista y consultor privado en materia de negocios internacionales, Smeldy Ramírez, técnico del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Claudia Franchesca De Los Santos, directora del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant),que hablará sobre los avances y desafíos del país en materia de inclusión social, y el Plan Estratégico de Reordenamiento y Movilidad Urbana y el Observatorio de Seguridad Ciudadana y James Thurston, director ejecutivo de Smart Cities para Latinoamérica.

En otro orden, presentarán los resultados del ranking Anual Global sobre accesibilidad de las ciudades y la posición que ocupa en este la República Dominicana con Ana Quintana, especialista en accesibilidad urbana.

“Luego de los años que hemos venido trabajando la campaña y como hemos visto que la sociedad ha ido entendiendo que todos los actores sociales tienen el mismo derecho de circular por la vía pública libre de riesgos. La campaña de bastón blanco debía de evolucionar hacia la promoción de acciones concretas en la sociedad, en los ámbitos de decisión como los sectores públicos y privados. Cuando hablamos de ciudades inclusivas como le hemos puesto al congreso “Ciudades inclusivas una mirada con enfoque diverso”, porque tenemos representantes de diversos sectores del empresariado, la sociedad civil para brindar distintas ópticas sobre la accesibilidad urbana. De hecho el primer espacio de socialización es la accesibilidad urbana en el país, queremos que se establezca un mapa de rutas con soluciones concretas para implementar en nuestras ciudades. También hemos tomado como referente a otras ciudades internacionales”, detalló Francina.

Impacto económico de la accesibilidad a las ciudades
Francina Hungría destacó que debido a la poca, y en algunos casos nulos, accesibilidad a las ciudades, afecta directamente a cuatro millones de personas.

“No hablamos solo de discapacidad, es que todos los actores sociales se benefician de la accesibilidad urbana. Cuando una ciudad es más segura, es más amigable para una persona con discapacidad, porque se han tomado criterios de accesibilidad universal que se emplean para el crecimiento urbano. Esto beneficia e impacta al ciudadano común, a mujeres embarazadas, envejecientes, que transitan por la vía pública por distintos medios. Estamos hablando de actores que pudieran ser vulnerables, ahora bien, sino nos ponemos a pensar la cantidad de accidentes de tránsito que se generan en el país anualmente en el país, y como esto genera más muertes que los homicidios. Una buena parte del PIB del país se está yendo en temas de accesibilidad urbana. Nuestras calles no son seguras para nadie, que será para una persona con discapacidad. Cuando todos los ciudadanos pueden formar parte del aparato productivo se produce un bienestar generalizado, es decir, un millón 160 mil personas viven con discapacidad en la República Dominicana y la falta de participación de esas personas y su dependencia afecta la economía de sus padres, hijos, cónyuges, unos cuatro millones de habitantes se ven afectados directa e indirectamente por la discapacidad”, indicó.

La inclusión en la sociedad es urgente

Francina, igualmente precisó que no se han detenido a pensar en el impacto humano y cómo las medidas que tienen que ver con estos de alguna forma son emergentes. “Es como que a ti te agarraran manos y piernas y te pusieran en una habitación sin posibilidad de salir, no es que tú no tienes la autonomía de tomar tus propias decisiones, es que te han amarrado. Es así cuando no se amparan los derechos con personas con discapacidad, no tiene acceso a herramientas de apoyo, entonces le estamos condenando injustamente. La ley estipula que se le deban brindar herramientas de apoyo a una persona con discapacidad motriz, no es que no tenga capacidad, sino más bien que lo hemos amarrado por esa falta de acceso a esas herramientas”, concluyó. Por el momento, aseguró que seguirán laborando a favor de las personas con discapacidades, brindandoles todo el apoyo necesario.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

Compartir