Ozuna podría volver a Alcaldía de Boca Chica

Este es uno de los municipios más afectados por la contaminación visual generada por las elecciones del 16 de febrero. Danny Polanco
Los moradores del municipio turístico reclaman soluciones a la recogida de la basura y el arreglo de las calles

Son pocos los espacios en el municipio de Boca Chica que aún no han sido embadurnados de propaganda política, de cara a las próximas elecciones municipales del 16 de febrero, a la que están convocados casi 91 mil votantes que tienen en sus manos la responsabilidad de escoger al nuevo alcalde o alcaldesa que gobernará ese polo turístico en los próximos cuatro años.

En árboles y postes eléctricos, encima de casas, alrededor del Parque Mella, en la calle Duarte que conduce a la playa Andrés y a lo largo de la Autopista Las Américas se promocionan los candidatos de los trece partidos que optan por el cargo, en lo que aparenta ser una competencia igualitaria, al menos, en lo que tiene que ver con la colocación de propaganda.

Compiten por la Alcaldía, Fermín Brito por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD); Jheyson García por el Partido Revolucionario Moderno (PRM); el ex alcalde Daniel Ozuna por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD); Rafael Caminero (Omaly) por el Bloque Institucional Social Demócrata (BIS); Elisa Pérez por el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y Porfirio Montero por Dominicanos por el Cambio.

También, Jesús Naut, por el Frente Amplio; Gerardo Tamayo, por el Partido Liberal Reformista (PLR); Ramón Candelaria Santana, por el Partido Cívico Renovador (PCR); Rafael Disla, por el Partido Humanista Dominicano (PHD); Wilin Santana, por la Unión Demócrata Cristiana (UDC); José José, por el Partido Revolucionario Independiente (PRI); y William Alburquerque por País Posible.

Con riquezas naturales de incalculable valor dentro de un territorio ubicado a solo 30 kilómetros de Santo Domingo, el municipio no ha podido avanzado a la par de su desarrollo turístico, ni siquiera para satisfacer demandas básicas como la provisión de agua potable, la recogida de basura, el mantenimiento de aceras, calles y contenes y la habilitación de espacios para el sano esparcimiento y recreación de sus casi 150 mil habitantes.

Es precisamente lo que echan en falta jóvenes como Arlín Arias, quien al igual que otros tantos munícipes consultados por elCaribe, dice no sentirse motivado a votar en las próximas elecciones. “Aquí podríamos decir que no hay autoridades”.

Carlos Ramón Gómez, afirma que votará por el candidato peledeísta, tras destacar que un municipio que recibe divisas provenientes de la actividad turística debería preocuparse, al menos, por mejorar el estado de sus calles y acabar con la arrabalización.

José Armando Ventura, en cambio, dice que votará por Jheyson García, tras afirmar que uno de los principales problemas del municipio es la ocupación de los espacios públicos, los que según dice, son usados como aparcamiento de vehículos, puestos de venta informal y construcción de escaleras para uso particular de viviendas, con la anuencia del Ayuntamiento.

Santiago Martínez, dueño de un negocio de bebidas próximo a la playa, afirma que el principal problema del municipio “es el descontrol en la limpieza y la organización”. Sostiene que la postergación de la entrega de la plaza de las fritureras de pescado, en construcción hace más de cuatro años, ha repercutido de manera negativa en el resto de la economía local, al tratarse de una de las principales fuente de empleo de sus habitantes.

“La gente no baja a la playa por el desorden que hay, entonces las autoridades tienen que actuar para mejorar esto. Aquí no pudiera haber ni un hoyito en la calle, ni irse la luz un minuto, porque esto es un punto turístico”, sostiene el hombre que dice que votará por Daniel Ozuna.

En términos parecidos se expresó Martín Lazala, periodista de profesión y dueño de un centro de distribución de pescados y mariscos, quien afirma que hasta ahora ninguna de las autoridades municipales se ha preocupado por preservar el principal activo del municipio, que es su playa, ya que en la Sala Capitular impera un esquema de reparto de cargos y “botellas”, dejando de lado las funciones para los que fueron elegidos.

“En la playa debería haber brigadas permanentes recogiendo los desperdicios pero lo que tienen son dos o tres personas que limpian un ratico y le dan 60 pesos por día, eso no puede ser”. Agrega que los turistas son acosados por los llamados “fisgones”, que actúan con la anuencia de los regidores.

En tanto, Rosa Ferreira, sostiene que su candidato es Fermín Brito del PLD, porque el municipio necesita autoridades que pongan freno a la delincuencia. “aquí hay que arreglar muchas cosas. Necesitamos más canchas deportivas y entretenimiento para los niños y jóvenes”.

Por su parte, Carlos Eusebio, no tiene ningún candidato favorito, pero entiende que es necesario que se mejore el saneamiento ambiental del municipio.

De 52 personas consultadas por elCaribe, 23 dijeron que todavía no saben por quién votará; 14 por Daniel Ozuna; nueve por Jheyson García y seis por Fermín Brito.

“Boca Chica está en completo descuido”

Amparo Soriano, taxista turístico desde hace 37 años, se ha convertido en receptor de quejas de extranjeros que visitan ese destino. “El turista viene con deseo de darse un baño de pueblo y aprecia la hospitalidad de la gente pero, por la mala administración del Ayuntamiento, se encuentra con un parque descuidado, con las calles llenas de hoyos, con la falta de higiene en el entorno porque no hay brigadas para dar mantenimiento a las calles, ni siquiera en el centro turístico. Boca Chica está en completo descuido a pesar de que, tanto el pasado síndico, como el director de Coorabo son amigos del presidente y pudieron aprovechar sus relaciones para gestionar obras para el municipio”. Dice que Boca Chica debe emular el ejemplo de Bayahíbe, cuya Alcaldía sí ha hecho un buen trabajo.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.