PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Santiago. Una protesta de taxistas por aplicación para reclamar rebaja de los combustibles terminó en enfrentamientos, con varios apresados y heridos por parte de agentes de la Policía Nacional.

En el momento en que manifestantes se concentraban en varios puntos de la ciudad y colocaban sus unidades vehiculares para taponar las principales avenidas, se presentaron equipos del escuadrón especial Swat y comenzaron a lanzar gases lacrimógenos y a disparar balas de goma.

En el punto en que convergen las avenidas Las Carreras, Hermanas Mirabal y Antonio Guzmán, frente a la Junta Electoral, algunos fueron abofeteados por los agentes policiales.

Otros que iban en sus carros eran desmontados de forma agresiva y les propinaron varios golpes o eran arrastrados en el pavimento por los policías que fueron enviados para enfrentar la manifestación. Un taxista resultó herido en el pie izquierdo por un disparo hecho por los agentes.

Los taxistas buscaban llegar hasta el Monumento a los Héroes de la Restauración, donde tenían contemplado participar en una marcha para protestar contra los altos precios de los combustibles, pero el grupo que esperaba fue apresado. “Dónde está la fórmula de Ito Bisonó”, era uno de los mensajes en los afiches que mantenían colocados en sus vehículos.

A principios de este mes, los integrantes de la Asociación de Taxistas por Aplicación protestaron con una marcha para reclamar que el Gobierno comience a aplicar las rebajas en los precios de los combustibles.

Durante una concentración en el parqueo del Monumento, los manifestantes advirtieron que si en un plazo de 15 días no se aplicaban las rebajas, harán protestas en todo el Cibao.

Francisco Alberto Caraballo, presidente del grupo Team Canino, criticó que el Gobierno tenga que acudir a la represión, como lo hizo ayer con los manifestantes. Acusó a las autoridades de incumplir los acuerdos con el sector, de disminuir el precio de los combustibles.

Posted in Región Norte
agency orquidea

Más contenido por Miguel Ponce