Piden demoler cajón de cañada

Compartir
Luis Polanco, de la Sociedad Ecológica del Cibao, afirma que el encajonamiento contribuye a elevar los niveles de contaminación y el cúmulo de basura, afectando al sector El ensueño.

Santiago La Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI), recomendó la demolición de la infraestructura de encajonamiento del arroyo de Nibaje, construida por la administración del alcalde Gilberto Serulle en el sector El Ensueño.

La SOECI hace el reclamo porque el encajonamiento obstruye el flujo de la corriente de agua porque se acumulan los desechos que caen al arroyo. Estima que fue la causa de las inundaciones del huaracán María. La crecida tapó 800 metros de canalización del arroyo de Nibaje, lo que afectó viviendas y parte de la avenida en el referido sector. Belkis García y Luis Polanco, directivos de la Sociedad Ecológica del Cibao (SOECI) junto a representantes de las juntas de vecinos El Retiro I y II, dijeron durante un recorrido por la zona afectada, que se requiere la demolición completa de las obras que comenzaron a ser levantadas al final de la gestión de Gilberto Serulle y que conllevarían una inversión de 250 millones de pesos.

Recomendaciones

Plantean además de la eliminación del encajonamiento, la reforestación de la parte afectada y trabajar en un plan de ciudad, de respeto y educación ciudadana para impedir que continúen lanzando desperdicios en los arroyos, ríos y cañadas.

“Las juntas de vecinos y Soeci, se sienten indignadas por el irrespeto y mal manejo, con lo cual las autoridades pasadas del ayuntamiento de Santiago, maltrataron, degradaron y redujeron los recursos naturales, tocándole la peor parte a los cuerpos de agua que forman parte de la ciudad”, dijo Belkis García en su condición de presidenta de la SOECI.

Dijo que el caso más anacrónico lo constituyó el arroyo de Nibaje a su paso por El Ensueño, El Retiro I y II, donde Serulle personalmente dirigió el operativo que culminó sepultando dicho cuerpo de agua. Sobre el rellenado y compactado edificó varias obras de infraestructura como fueron el cuartel policial, la casa club, el play de baseball, una cancha y un anfiteatro.

Dicen obra dañó el ambiente

Ramón Céspedes, de la junta de vecinos de dichas comunidades, recordó que fueron muchas las familias que perdieron sus ajuares, carros y viviendas con las recientes inundaciones. Tras vivir esta experiencia, algunos decidieron colocar un se vende a sus casas, por temor a que nuevas inundaciones los afecten, sin embargo saben que es difícil salir del lugar.

El arroyo encajonado lleno de desperdicios desemboca en el río Yaque. Abel Ureña

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir