Sepultan niña en medio de reclamos de justicia

Compartir
El padre de Yaneisi estalló en llanto, junto a sus hermanitas, en la casa de la menor.

Santiago. El estado de descomposición en que hallaron el cuerpo de Yaneisi Rodríguez, la niña de cuatro años que fue abusada y asesinada a golpes por dos vecinos, incluyendo un primo, obligó a un entierro rápido y sin previo velatorio.

El cuerpo de Yaneisi fue sepultado en el cementerio de Las Charcas, donde reside el padre de la menor, Ramón Antonio Pérez Espinal, quien en medio del llanto y junto a las dos hermanitas de ocho y seis años, reclamaba justicia contra los responsables del horrendo crimen que mantiene consternada a toda la sociedad santiaguense. “Estos dos monstruos me quitaron todo y en la habitación ni quiero entrar porque solo reflejo a la niña. Es difícil lo que estoy viviendo, ni siquiera en la caja puedo verla, porque está sellada y no me dicen dónde la iban a llevar para enterrarla. Fueron seis días sin comer y sin dormir pensando en lo que ella pasó y sufrió en ese momento”, expresó Yaneris Rodríguez, madre de la menor, Yaneisi, a quien el padre acusa de negligencia. Dijo que nunca pensó que los detenidos Franklin Fernández Cruz, alias Guile, de 31 años, y quien en principio aseguraba era menor, así como el adolescente de 16, atentarían contra la vida de Yaneisi, debido a que frecuentaban su casa y eran bien tratados.

Maniobras

Fue ayer que Policía y el Ministerio Público determinaron que Fernández Cruz, de profesión barbero, es mayor de edad. Durante la búsqueda éste hasta se sumó con velones y mandó a comprar velas para la vigilia y ayudó a buscar el cuerpo. En la comunidad le atribuyen el haber violado y embarazado a su propia hermana, quien presenta discapacidad.

Al menor de 16 años y primo de la familia de la niña asesinada, también lo acusaron de violar a un niño de cinco años, por el cual fue recluido dos años en un reformatorio.

“Yo pensaba que eran muchachos sanos y tranquilos. Yo hasta les brindaba café y los trataba bien y el mismo me dice que fue el quien violó y mató mi hija”, expresa Yeneris Rodríguez. Ramón Antonio Pérez Espinal dijo que es mucho lo que está sufriendo al perder su niña y culpa a la madre por negligencia y considera también debería guardar prisión. En medio del llanto dijo que está dispuesto a luchar por la custodia de las otras dos niñas, pues teme que se vean expuestas a ser violadas y asesinadas como ocurrió con la menor de cuatro años. La niña de ocho años, cuenta que fue su primo, el menor, agarró por las manos a su hermanita y por miedo no quiso informarle a la madre de lo sucedido.

Anoche, la Policía Nacional apresó a la madre de la niña, quien podría ser presentada hoy ante un juez de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente.

Detalles del hecho crean reacción de horror

Franklin Fernández Cruz dijo que solo ayudó al otro implicado, el menor de 16 años, a lanzar al vertedero el cuerpo de la niña y que lo hizo bajo los efectos del alcohol. Alegó que el menor se llevó el cuerpo de la niña a su casa y que la ayudó a botarla a cambio de una jaiba. Expresó desconocer los motivos por la que su compañero ultimó a la niña, aunque si admite que después de muerta intentó violarla. El vocero de la Policía en Santiago Juan Guzmán Badía, explicó en los allanamientos hallaron evidencias de que el menor estuvo en la casa de Fernández Cruz.

Mantente informado!

Recibe en tu correo actualizaciones diarias
de las noticias más importantes de la actualidad.

  • Etiquetas
  • d5
Compartir