PUBLICIDAD X
CONTINUAR A ELCARIBE.COM.DO

Como cada año, los moradores recogen sus pertenencias para preservarlas de posibles inundaciones por las lluvias

Ante el anuncio de la Oficina Nacional de Meteorología, de que continuarán las lluvias debido a los campos nubosos de una onda tropical y la incidencia de una vaguada, residentes en sectores como La Ciénaga, Los Guandules, Gualey, Los Tres Brazos y el barrio Los Coordinadores en Santo Domingo Norte desde las primeras horas de ayer iniciaron preparativos ante la posible crecida del río Ozama.

A pesar de que tomaban medidas preventivas, en toda la rivera del afluente, los pobladores se mantenían tranquilos, aunque muy pendientes del río, ya que de continuar las lluvias se les podría complicar su situación.

Mélida Batista, residente en Los Tres Brazos, expresó que desde las siete de la mañana, junto a su esposo, inició los preparativos, como lo hace cada cierto tiempo, para evitar que se dañen sus ajuares en caso de que aumente el nivel del río e inunde su casa.

Al igual que Mélida, muchos moradores colocaban sus ajuares en los lugares más altos de sus viviendas para evitar que las aguas del río los dañen. Otros reforzaban las puertas y ventanas de las pequeñas viviendas, en su mayoría con paredes y techos de zinc.

“Cada año tenemos el mismo dilema, nosotros tenemos que cargar siempre con los trastes en la cabeza. No podemos irnos a ningún refugio porque si nos vamos, se nos roban nuestras pertenencias”, dijo Juan Zabala, quien vive debajo del puente Francisco del Rosario Sánchez.

Juangel Rodríguez, residente en La Ciénaga, dijo que había albergado la esperanza de que el gobierno anunciara algún proyecto similar a la Nueva Barquita, para que las personas a orillas del río puedan vivir con dignidad.

Francisca Pérez, residente en Los Tres Brazos, dijo que su gran preocupación cada año es la temporada ciclónica y pidió a las autoridades estar más pendientes de la situación de los que viven a orillas de los ríos Ozama e Isabela.

“Antes por lo menos venían y nos traían raciones alimenticias crudas y cocinadas, porque como puedes ver, muchos tenemos los trastes recogidos desde temprano y no podemos cocinar… el que tiene dinero, compra comida pero los demás ya estamos acostumbrados a pasar hambre”, dijo Francisca Pérez, residente en Los Tres Brazos.

Defensa Civil


Brigadas de la Defensa Civil realizaron ayer recorridos de supervisión por la parte oriental del río Ozama debido a la continuidad de las lluvias.

El pastor Brígido Brito Manzueta, encargado de la Defensa Civil, dijo que en horas de la mañana de ayer se reunieron todos los voluntarios de la zona y se declararon en sesión permanente.

Agregó que están realizando recorridos permanentes en toda la orilla del río, principalmente por algunos puntos vulnerables, donde recientemente se han producido derrumbes y deslizamiento de tierra.

“Nos estamos enfocando en mostrar a la gente cuál es la ruta de evacuación, que incluye llevar a las personas a un albergue preventivo en caso de que las aguas del río penetren las viviendas, posteriormente si es necesario se trasladan a escuelas, iglesias u otros albergues dispuestos para la ocasión y a casas de amigos y familiares”, agregó.

Barrios

Ayer, los barrios populares de la capital, amanecieron rezagados debido a las constantes lluvias, aunque a medida que pasaban las horas se fueron animando las actividades en estos lugares.

Durante un recorrido realizado por elCaribe, se pudo notar que las actividades comerciales se fueron normalizando, aunque en algunos casos fue notoria una baja en la clientela.

En el mercado del barrio Los Guandule, por ejemplo, los vendedores señalaron que las bajas en las ventas se debe a las lluvias y a que normalmente al ser domingo las personas se quedan en sus casas.

“Yo tengo el pollo a 85 pesos y creo que lo pongo a 50 y nadie me va a comprar hoy. La gente sale de sus casas tal vez en la tarde si deja de llover”, manifestó Joselyn Trinidad, quien vende carne de pollo.



COE aumenta a 18 las provincias en alerta

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) aumentó a 13 las provincias en alerta amarilla y mantiene cinco en verde por posibles crecidas de ríos, arroyos y cañadas. En alerta amarilla están San Pedro de Macorís, Pedernales, San José de Ocoa, El Gran Santo Domingo, San Cristóbal, Monseñor Nouel, La Altagracia, Peravia, Sánchez Ramírez, Monte Plata, La Romana, Azua y Barahona. Mientras que en verde están La Vega, María Trinidad Sánchez, Samaná, Hato Mayor y El Seibo.

La Oficina Nacional de Meteorología informó que los efectos asociados a la onda tropical y la incidencia de una vaguada al noreste de la isla, mantienen favorables las condiciones para que continúen ocurriendo precipitaciones débil a moderadas, siendo fuertes en ocasiones con tormentas eléctricas y ráfagas de viento, sobre diferentes localidades de las provincias, principalmente cercanas de la costa sur del país.

Posted in Destacado, Panorama
agency orquidea

Más contenido por Genrris Agramonte